domingo, 3 de marzo de 2013

¿Comenzó ya el Cónclave?


Especial: Sede Vacante, n.3.
Luis-Fernando Valdés

Los cardenales se reúnen hoy lunes, convocados por el Cardenal Decano. Esta reunión tiene lugar a las 9:30 horas, tiempo de Roma. ¿Para qué se reúnen los purpurados? ¿Ha comenzado ya el Cónclave que elegirá al nuevo Papa?
El Card. Angelo Sodano, Decano del Colegio de
Cardenales, convocó a la primera reunión,
en la que fijarán la fecha del Cónclave.

El primer día de la Sede Vacante, el card. Angelo Sodano, Decano del Colegio cardenalicio convocó al resto de los purpurados a la primera “Congregación general”, como se denominan técnicamente las reuniones de cardenales previas al Cónclave. [Noticia]

La Constitución Apostólica “Universi dominici gregis”, promulgada por Juan Pablo II (22.feb.1996), contempla los procedimientos que se deben hacer durante la Sede Vacante. Ahí se establece que tan pronto inicie este periodo sin Pontífice, se reúnan los purpurados en dos tipos reuniones: Congregaciones generales (para todos los cardenales) y Congregaciones particulares (sólo para los electores) (cfr. nn. 7-13).

Esta Constitución fija que las Congregaciones generales que preceden el comienzo de la elección, llamadas por eso “preparatorias”, deben celebrarse a diario, con la finalidad de permitir a cada Cardenal que exprese su opinión sobre los problemas que se presenten, pedir explicaciones en caso de duda y hacer propuestas (cfr. n. 11).

Otro dato importante es el lugar de reunión. Mientras que el Cónclave se celebrará en el interior de la Capilla Sixtina la Congregaciones generales serán celebradas en la nueva Aula del Sínodo, ubicada en el complejo del Aula Pablo VI.

Otra información relevante es la del número de cardenales. Todos los purpurados están convocados para acudir a Roma, aunque no sean electores. La Oficina de Prensa de la Santa Sede ha comunicado que, de los 209 cardenales, 75 residen en la Ciudad eterna y 66 ya han anunciado su llegada.

Por otra parte, el número de Electores –es decir de los menores de 80 años– ha disminuido de 117 a 115, por la renuncia al cónclave del Cardenal escocés Keith O’Brien, acusado de conductas indebidas, y del Cardenal de Indonesia por motivos de salud.

Además, el vocero Federico Lombardi dio a conocer que a la Santa Sede “han llegado algunas informaciones de cardenales que no participarán: no sólo los dos electores de los que ya se ha hablado, sino también diversos cardenales electores que han comunicado que por motivos de salud no vendrán”. Esto tiene relevancia porque, para elegir al nuevo Pontífice, se requiere una “mayoría cualificada” de dos tercios de los votantes. [Ver noticia]

¿Qué importancia tiene toda esta situación? En realidad, lo fundamental en este momento es tener claro qué está pasando en el Vaticano, para evitar falsas expectativas o interpretar los hechos de una manera inadecuada.

Lo primero es que queda claro que esta reunión de cardenales está prevista por la Ley eclesiástica, y que todavía no ha iniciado el Cónclave. En cambio, sí es de esperar que en el transcurso de este lunes el Colegio de cardenales establezca la fecha de inicio del Cónclave y la dé a conocer.

Además, es interesante saber que los purpurados aprovechan estas Congregaciones generales para conocerse más, para intercambiar puntos de vista, etcétera. Así pueden tener muy claro a quién debe elegir, y lo harán según las cualidades de los cardenales elegibles.

Como anécdota, en abril de 2005, el entonces Card. Ratzinger presidió las Congregaciones generales, y su prestigio se incrementó en la medida que los purpurados fueron testigos de su capacidad de gestión de estas reuniones, y algunos vaticanistas aseguran que ahí fue donde muchos electores se decidieron a votar por él.
Se produjo un error en este gadget.