sábado, 14 de julio de 2018

Se extinguen los cristianos de Medio Oriente

Año 14, número 87
Luis-Fernando Valdés

Los cristianos sirios, egipcios e iraquíes, tanto católicos como ortodoxos, están desapareciendo de Medio Oriente por causa de la violencia y los desplazamientos forzados, ante el silencio internacional. El Papa y los patriarcas ortodoxos se reunieron en Bari para apoyarlos.

Las migraciones forzadas en Medio Oriente
está reduciendo el número de cristianos.  (Foto)
1. ¿Por qué se reunieron en Bari? En esta ciudad marítima del sureste italiano se conservan las reliquias de San Nicolás, obispo de Myra (hoy Turquía) en el s. IV, y que es venerado tanto por católicos como por ortodoxos, por eso Francisco dice que Bari es “ventana abierta al cercano Oriente”. 
Ahí se reunieron el pasado 7 de julio, el Obispo de Roma y los Patriarcas de las diversas Iglesias cristianas ortodoxas, en un gesto ecuménico, para rezar por la paz de Medio Oriente, pues los fieles cristianos están desapareciendo de esa región con motivo de los desplazamientos provocados por “una densa nube de tinieblas: guerra, violencia y destrucción, ocupaciones y diversas formas de fundamentalismo, migraciones forzosas y abandono, y todo esto en medio del silencio de tantos y la complicidad de muchos”, como denunció el Papa.
El Pontífice lamentó el éxodo de cristianos: “Oriente Medio se ha vuelto una tierra de gente que deja la propia tierra”. Y explicó que existe el riesgo de que “se extinga la presencia de nuestros hermanos y hermanas en la fe, desfigurando el mismo rostro de la región, porque un Oriente Medio sin cristianos no sería Oriente Medio”. (News.va, 7 jul. 2018)

2. “Una indiferencia que mata”. Después de la reunión en la basílica de San Nicolás, el Papa y los patriarcas fueron al malecón, para un encuentro de oración por los cristianos de medio oriente y por “tantas personas que viven en situación de gran sufrimiento”.
Con mucha fuerza y claridad, Francisco hizo una denuncia al sistema internacional: “La indiferencia mata, y nosotros queremos ser una voz que combate el homicidio de la indiferencia. Queremos dar voz a quien no tiene voz, a quien solo puede tragarse las lágrimas, porque Oriente Medio hoy llora, sufre y calla, mientras otros lo pisotean en busca de poder y riquezas.” (Vatican Insider, 7 jul. 2018)

3. Los nuevos Hiroshima y Nagasaki. Un poco más adelante, el Papa argentino también hizo una fuerte condena contra la guerra en Medio Oriente, e hizo una referencia a los últimos combates en Siria, “que han provocado un enorme número de desplazados, expuestos a sufrimientos terribles”. 
Explicó el Santo Padre que “la guerra es hija del poder y la pobreza” y dijo que la guerra “se vence renunciando a la lógica de la supremacía y erradicando la miseria”. También señaló que la violencia “se alimenta siempre de armas” y denunció las “desenfrenadas carreras de rearme”.
El Pontífice pidió aprender de la Historia: “no dejemos de lado las lecciones de Hiroshima y Nagasaki, no convirtamos las tierras de Oriente (…) en oscuras extensiones de silencio”. Además, el Papa también apuntó hacia la ambición petrolera: “basta de la sed de ganancia, que no se detiene ante nadie con tal de acaparar depósitos de gas y combustible, (…) y sin ningún escrúpulo en que el mercado de la energía dicte la ley de la convivencia entre los pueblos”. (Vatican Insider, 7 jul. 2018)

Epílogo. Los cristianos han estado en Medio Oriente desde hace dos mil años e incluso antes de que Mahoma fundara el Islam. Son parte de la historia y de la cultura de sus países. Por eso, Medio Oriente no se puede entender sin la presencia de los creyentes en Cristo.
Por eso hoy es importante destacar que estos cristianos no están regresando a Occidente, sino que están siendo “arrancados” de su tierra, por las guerras del petróleo y algunos fundamentalismos, que también afectan a los musulmanes. El bien de la economía mundial no es suficiente justificación para dejar a pueblos sin hogar. 

sábado, 7 de julio de 2018

Para dar voz a los migrantes

Año 14, número 686
Luis-Fernando Valdés

Hace cinco años, Francisco, recién elegido Papa, nos sorprendió con un viaje a la isla de Lampedusa, icono del drama de los que emigran hacia Europa. Esa visita marcó un aspecto central de su pontificado: la defensa de los migrantes. ¿Qué solución propone el Pontífice?

Rescate en el Mediterráneo. Con frecuencia naufragan
los balseros que van hacia Lamepedusa (Italia).
El Papa alabó la tarea de los rescatistas. (Foto)
1. A cinco años de Lampedusa. Fue el 8 de julio de 2013, a sólo tres meses del inicio de su Pontificado, cuando el Papa visitó la isla italiana de Lampedusa, puerto por donde llegan cada día centenares de balseros a Europa y, a la vez, sitio donde mueren ahogados muchos de ellos.
En aquella ocasión, Francisco expresó que hacía esa visita para “despertar nuestras conciencias, para que lo que ha sucedido no se repita”. Para recordarlo, el reciente 6 de julio, el Papa celebró una Misa en la Basílica de San Pedro, en la que participaron migrantes y socorristas.

2. Una respuesta a medias. En la homilíade esa Misa, el Pontífice recordó que en aquel viaje hace cinco años, él se hizo eco del “perenne llamado a la humana responsabilidad”, tomado de Génesis 4: “¿Dónde está tu hermano?, la voz de su sangre grita hasta mí”. Y lamentó que las respuestas a esta llamada –aun siendo generosas– “no han sido suficientes” y, en consecuencia, “hoy nos encontramos llorando a millares de muertos”.

3. Injusticias contra los migrantes. El Papa denunció también el silencio ante las injusticias que se comenten contra los migrantes. Se trata más bien de muchos silencios: “el silencio del sentido común, el silencio del ‘siempre se ha hecho así`, el silencio del ‘nosotros’ contrapuesto al ‘vosotros’.”
Francisco, una vez más, insistió que los migrantes y los refugiados “son víctimas de esa cultura del descarte”, es decir, de una mentalidad que considera que las personas son seres desechables cuando no se les considera útiles.
También habló de la “hipocresía estéril” de quien no quiere “ensuciarse las manos”, la cual es una “tentación muy frecuente también en nuestros días”, que se traduce en “una cerrazón respecto a quienes tienen derecho, como nosotros, a la seguridad y a una condición de vida digna, y que construye muros ―reales o imaginarios― en vez de puentes”.

4. Una respuesta práctica. El Obispo de Roma repitió su propuesta práctica para ayudar a los migrantes. “Frente a los desafíos migratorios de hoy, la única respuesta sensata es la de la solidaridad y la misericordia”, dijo.
Según el Papa ésta es “una respuesta que no hace demasiados cálculos”, pero exige “una división equitativa de las responsabilidades, un análisis honesto y sincero de las alternativas y una gestión sensata”. 
Se trata de “una política justa es la que se pone al servicio de la persona, de ‘todas’ las personas afectadas; que prevé soluciones adecuadas para garantizar la seguridad, el respeto de los derechos y de la dignidad de todos; que sabe mirar al bien del propio país teniendo en cuenta el de los demás países, en un mundo cada vez más interconectado”.

Epílogo. La voz del Papa, en este mundo globalizado, sigue siendo “la voz de los que no tienen voz” (frase acuñada por Juan Pablo II). La cercanía de Francisco a los migrantes es fundamental, porque los migrantes quedan en “tierra de nadie”: lejos de su patria y sin derechos en un país ajeno. 
Por ahora, la voz del Pontífice es un medio importante para que la opinión pública internacional no deje a los migrantes en el olvido y para que exigir que sean respetados los derechos de quienes quedan al desamparo, lejos de su tierra, lejos de los suyos.


sábado, 30 de junio de 2018

Ecumenismo en tiempos laicos

El Papa Francisco fue invitado por el Consejo Mundial de las Iglesias. En su discurso les dijo:
“No hay excusas: podemos caminar juntos, orar juntos y trabajar juntos”.
(Foto: Vida nueva)
Año 14, número 685
Luis-Fernando Valdés

El Papa visitó Suiza para reunirse con el Consejo Mundial de las Iglesias. ¿De qué sirve que las religiones cristianas dialoguen cuando una gran parte del mundo ya no es creyente?

1. Un encuentro muy singular.El pasado 21 de junio, Francisco viajó a Ginebra para participar en el 70 aniversario de la Fundación del Consejo Mundial de las Iglesias (CMI), al que fue invitado para dar un mensaje para la unidad de los cristianos.
Lo interesante de este evento es quela Iglesia católica no es miembro del CMI, que engloba a 349 Iglesias protestantes, luteranas, anglicanas y ortodoxas de más de 110 países, aunque sí que participa en numerosas comisiones de trabajo desde hace 50 años.

2. “Peregrinaje ecuménico”. Francisco sigue el camino ecuménico, es decir el diálogo entre religiones cristianas, que grandemente impulso Pablo VI y que continuaron Juan Pablo II y Benedicto XVI, para buscar la unidad entre las confesiones que aceptan a Jesús como Dios y Salvador. 
El Papa actual ha recorrido un largo camino para fomentar esta unidad, que incluye la visitas a la ciudad sueca de Lund, para conmemorar el 500 aniversario de la reforma luterana, y la histórica entrevista en Cuba con el Patriarca de Moscú, Kirill, y líder de los cristianos ortodoxos.
Este otro viaje a Suiza fue otro importante hito, que estuvo marcado por un gran signo, pues la reunión se efectuó en Ginebra, donde nació Calvino, uno de los padres de la Reforma protestante del siglo XVI.

3. “Ecumenismo de la sangre”. En el discursoque Francisco dirigió al CMI, el Papa recordó una realidad capital para hablar de unidad entre cristianos de diferentes confesiones: el “ecumenismo de la sangre”, tan mencionado por Juan Pablo II.
En efecto, en muchas ocasiones a lo largo de la historia, los perseguidores del cristianismo han martirizado simultáneamente a creyentes en Cristo de diversas confesiones, y todos ellos murieron por la misma causa: amar a Jesucristo. Esa profesión de fe en Cristo que los llevó a entregar su vida es idéntica en todos ellos, sin importar su confesión.

4. “Caminar juntos”. Desde el comienzo de su pontificado, el Papa Francisco ha buscado la manera de no tener que esperar a que los teólogos encuentren la manera de integrar las diferencias doctrinales entre católicos, reformados, ortodoxos y evangélicos, para poder realizar actividades conjuntas entre las diversas confesiones cristianas.
El Pontífice argentino ha manifestado en diversos momentos que hoy mismo ya podemos empezar a “caminar juntos”. En efecto, ahora mismo los cristianos de las diversas confesiones podemos rezar juntos, hacer tareas caritativas juntos, estudiar juntos, etcétera. 
En este discurso, el Pontífice propuso que vayamos juntos “ha­cia las múl­ti­ples pe­ri­fe­rias exis­ten­cia­les de hoy, para lle­var jun­tos la gra­cia sa­na­do­ra del Evan­ge­lio a la hu­ma­ni­dad que sufre”. E invito a que nos preguntemos “si es­ta­mos ca­mi­nan­do de ver­dad o solo con pa­la­bras, si los her­ma­nos nos im­por­tan de ver­dad y los en­co­men­da­mos al Se­ñor o es­tán le­jos de nuestros intereses reales”.

Epílogo. En un mundo secularizado, hablar de ecumenismo no es algo inútil, sino necesario. Pues el ver que hoy día los creyentes no pelean sino dialogan, rezan unidos y trabajan juntos, es una señal para los demás que las religiones unen y llevan a la paz. 
Los deseos de fraternidad y paz que la Revolución francesa y el marxismo inútilmente quisieron instaurar al margen de la fe hoy pueden ser buscados por la vía religiosa ecuménica ya sin el fantasma de la violencia o el fanatismo.

viernes, 22 de junio de 2018

El sufrimiento de los niños migrantes

Año 14, número 684
Luis-Fernando Valdés

La migración siempre es un drama de personas concretas, como el de la niña hondureña de dos años separada de su madre por agentes de la Patrulla Fronteriza y que se volvió imagen viral. ¿Por qué las políticas migratorias deberían tener en cuenta a los menores y a la unidad de las familias?

El fotoperiodista de Getty Images, John Moore,  captó el miedo
de una niña hondureña de dos años que mira al agente
que ha detenido a su madre. 
(Foto y nota: BBC)
1. El origen: “tolerancia cero”. Desde el inicio de su administración, el Presidente Trump ha tomado medidas muy radicales hacia los migrantes, y el 1 de abril implementó la política llamada “tolerancia cero”, que separa a los hijos menores de sus padres que intentan ingresar ilegalmente en Estados Unidos.
Desde esa fecha, el Departamento de Justicia de EUA trata a los indocumentados que intentan ingresar a territorio estadounidense como autores de un delito por el que deben ser juzgados, lo que implica que pierden la custodia de sus hijos. Según datos del gobierno de EUA unos 2,000 menores han sido separados de sus familiares. (BBC, 21 jun. 2018)

2. Un drama muy duro. En estos pocos meses, muchos niños han estado sufriendo. Basta un breve recorrido por los titulares informativos para ver el gran dolor que esta decisión de Trump ha infligido en personas concretas.
Por ejemplo, el Diario de NY publicó el 19 de junio que “Niños y bebés separados de sus padres llegan a centros en Michigan donde no tienen ni pañales”, y al día siguiente informóque el ex director de Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), John Sandweg, afirma que algunos niños separados de sus padres no volverán a verlos. 

3. Trump revocó la medida. Luego de las críticas tanto en Estados Unidos como desde el exterior, el Presidente Trump firmó el pasado día 20 de junio una orden ejecutiva para detener la polémica medida, ante la creciente presión nacional e internacional.
Declaró el mandatario que consideraba “esta orden ejecutiva como muy importante. Se trata de mantener a las familias juntas mientras nos aseguramos de tener una frontera fuerte”. Y añadió: “No me gustaba la imagen de ver a familias siendo separadas”. (BBC, 20 jun. 2018)
La indicación de Trump sólo impide separar a los menores de sus padres, pero sigue vigente la política de enviar a juicio a los migrantes indocumentados, y tampoco resuelve cómo los niños que ya han sido separados de sus padres puedan reunirse de nuevo con ellos.

4. La dignidad humana antes que el populismo. En una reciente entrevista concedida a la agencia norteamericana Reuters, el Papa Francisco se refirió a esta medida de Trump y afirmó que “el populismo no es la respuesta al drama mundial de la emigración”.
Y con motivo de la jornada mundial de los refugiados (20 de junio), el Pontífice explicó en un tuit el fondo de la cuestión: “La dignidad de una persona no depende de que sea ciudadano, migrante o refugiado”. Y añadió que “salvar la vida de quien escapa de la guerra y de la miseria es un acto de humanidad”. (Aleteia, 20 jun. 2018)

Epílogo. La migración es siempre un drama de personas concretas, y en este de caso de niños y sus padres, que salen de sus naciones para huir de la pobreza o de la violencia. Detrás de frases contundentes como “tolerancia cero” o de medidas como el “muro de Trump”, siempre hay mucho sufrimiento de hombres y mujeres con un rostro, poseedores de una dignidad de la que se olvidan los que dictan estas políticas.
Por eso, la opinión pública tanto local como internacional es una gran herramienta para denunciar el sufrimiento de familias separadas a la fuerza y así lograr cambios en las políticas migratorias, como sucedió en este caso concreto, en el que Trump dio marcha atrás.

sábado, 16 de junio de 2018

El otro muro fronterizo

Año 14, número 863
Luis-Fernando Valdés

La clave del problema migratorio es el sufrimiento de personas concretas. Pero en la opinión pública la atención se ha polarizado hacia el “muro” de Trump, que aún no se construye. ¿Cuál es entonces la barrera real que hoy daña a los migrantes?

Imagen virtual del muro de Trump,
signo de falta de solidaridad (Imagen)
1. Los migrantes, ¿enemigos? Una dificultad grande para estudiar el fenómeno de la migración humana se encuentra en el “paradigma” o modo de visualizar a las personas que se ven obligadas a dejar su tierra para buscar nuevas oportunidades en el extranjero.
Para algunos, los que llegan de modo ilegal son “enemigos”, porque se quedarían con los empleos de las personas locales o porque entre ellos llegaría también posibles criminales. En referencia a este segundo supuesto, Trump afirmóel pasado 17 de mayo que “ellos no son personas, son animales” 

2. Hacia una visión fraternal. Con motivo del Segundo Coloquio Santa Sede-México sobre la Migración Internacional, organizado en el marco del 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos Mexicanos y la Santa Sede, el Papa dio un discursoen el que propuso tener una nueva visión de los migrantes (14 junio 2018).
El Pontífice hizo un importante cambio de paradigma, pues explicó que en la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, “con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos…” Esto significa que no se puede hacer generalizaciones sobre los migrantes como si todos fueran malas personas, sino que hay que atender al caso particular de cada uno.
Por eso, insistió el Pontífice que estas personas “son hermanos y hermanas nuestros” y que necesitan una “protección continua”, al margen su status migratorio. Y añadió que “sus derechos fundamentales y su dignidad deben ser protegidos y defendidos”. 

3. El “muro” no material. Con la valentía que lo caracteriza, el Papa Francisco habló directamente del “muro de esa ‘complicidad cómoda y muda’ que agrava la situación de desamparo” de los migrantes.
En efecto, el Obispo de Roma mencionó en su discurso que el fenómeno de la migración actual tiene una “dimensión transnacional”, que supera las posibilidades y los medios de muchos Estados, como el país originario del migrante y las naciones que atraviesa para llegar a su destino final.
Francisco pidió la ayuda de la Comunidad Internacional para que los migrantes sean ayudados “en todas las etapas de la migración”. Y dándoles voz a todos aquellos que tiene que dejar sus lugares de origenl, el Papa pidió a los Estados que tengan el valor de destruir ese muro de indiferencia hacia este problema humanitario.

Epílogo. Mientras persistan las situaciones de pobreza e inseguridad en las naciones menos desarrolladas, el fenómeno de la migración hacia Estados Unidos y Europa nunca va a desaparecer.
Pero el sufrimiento de los migrantes durante sus largo trayectos, en los que encuentran grandes sufrimientos e incluso la muerte, no es un mero “daño colateral” sino el núcleo mismo del fenómeno migratorio. Por eso, ni siquiera a nombre de la seguridad nacional se puede dejar de considerar al migrante como un hermano al que debemos ayudar.


sábado, 9 de junio de 2018

Las periferias de la comunicación

Año 14, número 682
Luis-Fernando Valdés

En el ámbito de los comunicadores, es fácil caer en la trampa de contraponerse a todo, por intereses políticos, económico o ideológicos. ¿Qué puede aportar el pensamiento cristiano a los comunicadores que desean mantener una posición ética?

El periodismo tiene también la misión ética
de ofrecer un sentido a las tragedias. (Foto)
1. Un referente ético para la comunicación. Sin duda, los profesionales de las diversas ramas de la comunicación pueden apoyarse en  bases filosóficas para desarrollar una postura ética firme. 
Pero junto a la racionalidad de la ética filosófica, algunos postulados de la fe religiosa cristiana también son un punto de referencia sólido para el ejercicio ético del periodismo y la comunicación.

2. El ideal ético para periodistas. El Papa Francisco explicó el perfil ético de un periodista, en una recienteaudienciaque concedió a la delegación del Premio Internacional “Biagio Agnes”, que cumple 10 años, dedicado al periodista y director general de la cadena RAI italiana. 
El Pontífice explicó que ser periodista se relaciona “con la formación de las personas, de su visión del mundo y de sus actitudes ante los eventos”.  Anadió que se trata de “un trabajo exigente, que en este momento está viviendo una estación marcada, por una parte, por la convergencia digital y, por otra, por la transformación de los mismos medios”. 

3. Las periferias como clave ética. El Papa reconoció que no existen “recetas” para este oficio, pero hay tres palabras clave que son útiles para desempeñar este trabajo: periferias, verdad y esperanza. Al referirse a las “periferias”, explicó que a  menudo los lugares principales de producción de las noticias se encuentran en los grandes centros.
“Pero, añadió, esto no debe hacernos olvidar jamás las historias de las personas que viven distantes en las periferias”, con sus historias “de sufrimiento y degradación” o de “gran solidaridad que pueden ayudar a todos a mirar la realidad de manera renovada”.

4. El equilibrio entre libertad y verdad. La segunda palabra clave es “verdad”. Francisco explicó que, por una parte,  “todos sabemos que un periodista está llamado a escribir lo que piensa, lo que corresponde con su consciente y responsable comprensión de un evento”.
Pero, por otra, añadió el Pontífice “es necesario ser muy exigentes con sí mismos para no caer en la trampa de las lógicas de contraposición por intereses o por ideologías”, y recordó la necesidad de “callar” antes que herir a una persona o deslegitimar un evento.

5. Un espacio para la esperanza. Sobre la tercera palabra, la “esperanza», Francisco explicó que “no se trata de contar un mundo sin problemas: sería una ilusión”. Más bien, se trata de “abrir espacios de esperanzas” mientras se denuncian situaciones de degradación y de desesperación. 
Y explicó que un periodista no debería sentirse tranquilo solamente por haber contado, según la propia libre y consciente responsabilidad, un evento, porque “está llamado a tener abierto un espacio de salida, de sentido, de esperanza”. 

Epílogo. La ética periodística basada en las convicciones religiosas nunca aleja de la realidad y de la problemática de las duras situaciones sociales, ni pretende presentar paraísos donde no los hay. Pero esta misma ética creyente contiene una gran luz para el periodismo y la comunicación: la convicción por la verdad y la esperanza de encontrar en la fe el sentido del dolor y de las tragedias humanas.

viernes, 1 de junio de 2018

¿Qué hay detrás de Planned Parenthood?

Año 14, número 682
Luis-Fernando Valdés

Vuelve a ser noticia, ahora por encubrir a violadores, esta organización internacional que facilita abortos con recursos federales de Estados Unidos. Bajo el discurso de promover la salud reproductiva también ha traficado órganos. ¿Qué oculta Planned Parenthood?  

Planned Parenthood ha practicado 3.5 millones
de abortos desde 2006.
1. Qué es y qué hace Planned Parenthood (PP). Según su propia página web, PP “facilita servicios vitales de atención de la salud reproductiva, educación sexual e información a millones de mujeres, hombres y jóvenes en todo el mundo”.
Pero en realidad, su objetivo es expandir por el mundo el aborto, bajo el título de “evitar embarazos no deseados”. Como anuncia claramente la portada de su web, “el aborto es una manera segura de terminar un embarazo”. Y para realizarlo ofrece 650 clínicasen EUA y otras muchas más en el mundo.
En su último informe, PP afirma haber realizado 321,384 abortos en 2017 (p. 31). A principios de mayo, Cecile Richard dejó la presidencia de PP. Desde que Richards tomó el cargo en 2006, el número de abortos practicadospor Planned Parenthood llegó a la cifra de 3,551,093 aumentando cada año en casi 11%.

2. La ideología racista de PP. Aunque se presenta como una entidad, junto con una federación de instituciones, que tiene como misióngarantizar la salud reproductiva, en realidad, PP es un órgano para promover toda una ideología contraria a la vida.
Un grupo de estudiantes de Planned Parenthood de la Universidad de Florida organizaron un evento para debatir sobre las raíces racistas de la organización, y reconocieron que su fundadora, Margaret Sanger, sostenía ideas racistas y eugenésicas 
Según Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, las prácticas racistas de PP continúan, porque esta institución tiene como objetivo “bebes negros e hispanos para abortos”, mediante la instalación de sus locales en barrios de eses dos minorías (Beitbart).

3. Los escándalos de PP. La historia de esta institución está manchada de escándalos. El más grande de ellos ha sido la venta bajo demanda de órganosde fetos vivos, en 2015. En días recientes, un informede Live Action (mayo 2018) indica que PP durante décadas realizó abortos en niñas de 12 y 13 años, sin informar a las autoridades sobre la sospecha de abuso sexual.
La ley de EUA exige que PP informe a la policía sobre presuntos casos de agresión sexual y de abuso, pero esta institución nunca lo hace, pues sigue la política de no preguntar nada a esas niñas, lo cual ha dado pie a encubrir a pederastas.

4. PP encubrió abusos a menores. Entre otros casos, está documentado que en 2014, un estudiante de preparatoria en Arizona (EUA), llamado Tyler Kost, de 18 años, violó a una chica que resultó embarazada. 
Esta joven acudió a una clínica de PP acompañada por su madre, la cual explicó al personalque su hija había sido violada. Pero los responsables de esa clínica no dieron aviso a la policía, a pesar de que en Arizona es obligatorio hacerlo, y eso permitió que el agresor cometiera otras 18 violaciones sexuales a adolescentes.

Epílogo. Los escándalos de venta de órganos y encubrimiento de violadores hacen ver que Planned Parenthood persigue una finalidad de lucro, bajo la retórica falsa de ayudar a las mujeres a decidir sobre su cuerpo. 
Pero PP no busca cuidar a las mujeres, pues al encubrir a violadores y pederastas, ha maltratado a jovencitas que, además de sufrir el trauma de abortar, han sido expuestas a caer de nuevo en manos que quienes abusaron de ellas. 

sábado, 26 de mayo de 2018

¿Qué nos dejó el Mayo del 68?

Año 14, número 681
Luis-Fernando Valdés

Se cumplieron 50 años de la llamada “Revolución del 68”, que fue la expresión de un cambio de época. ¿Qué consecuencias de este movimiento nos afectan hoy?
 
La huelga estudiantil dio inicio al
movimiento conocido como Mayo del 68.
(Foto)
1. Los hechos. Durante mayo y junio de 1968 se llevaron a cabo una serie de protestas estudiantiles y laborales, especialmente en París, conocidas luego como “Mayo del 68”. El resultado fue una gran revuelta estudiantil y la mayor huelga general en Francia, secundada por nueve millones de trabajadores.
Las protestas terminaron cuando el presidente francés, Charles De Gaulle, anunció elecciones anticipadas, que se celebraron el 23 y 30 de junio, en las que su partido obtuvo la mayoría en el parlamento.

2. El movimiento del 68 en otros países. Ligados a este evento francés, surgieron movimientosen Estados Unidos, como las protestas contra la Guerra de Vietnam, el Movimiento por los derechos civiles dirigido por Martin Luther King Jr. y el Festival de Woodstock.
En Checoslovaquia (hoy República Checa), tuvo lugar la Primavera de Praga, con su propuesta de socialismo de rostro humano, que terminó con la represión de los tanques soviéticos. 
en México, el movimiento que buscaba un cambio de gobierno, terminó con la matanza de la plaza de Tlatelolco, que coinicidió con la celebración de los Juegos Olímpicos de México 1968.

3. Un cambio de época. La generación nacida después de la Guerra Mundial, la de los “baby boomers”, vivió el optimismo de sus padres en la reconstrucción de Europa, pero en 1968 buscó un nuevo comienzo, para dejar atrás los valores culturales anteriores, dado que había desembocado en aquella gran tragedia bélica. 
Esto conllevó un cambio de época, porque una generación rompió con la anterior, como se nota en el “anti” expresado en los motivos del movimiento de mayo del 68: antiimperialismo, anticapitalismo, antiestalinismo y antiautoritarismo.

4. La cuestión de la familia. Un aspecto clave de este cambio cultural fue el modo de entender la familia. Con la entrada de la pastilla anticonceptiva, la legalización del aborto y el feminismo radical, la sexualidad se desligó del matrimonio y de la procreación.
De igual manera, a nombre de destruir la familia “burguesa”, poco a poco se fue redefiniendo la noción de familia, en la que ya no estaban incluidos la estabilidad en el tiempo, los hijos como bendiciones y la autoridad paterna como un gran medio para educar a la prole.

Epílogo. ¿Fue lo mejor este movimiento del 68? Los grandes valores de fondo como la libertad, los derechos humanos y el rol de la mujer sin duda serán siempre un gran logro de nuestra civilización. 
Sin embargo, las consecuencias negativas (familias rotas, sociedad fragmentada, explotación sexual de las mujeres, enfrentamiento social antes que dialogar, etc.) nos hacen ver que no llegó una época dorada. A nuestra generación le tocará “desidealizar” el mayo del 68, para reconstruir las carencias –como la familia– que aquel movimiento nos heredó.


viernes, 18 de mayo de 2018

¿Qué dice la Iglesia sobre los paraísos fiscales?

Año 14, número 680
Luis-Fernando Valdés

El Vaticano publicó un audaz documento que advierte sobre la falta de ética en algunas actividades financieras internacionales e incluso propone un impuesto mundial sobre las transacciones “offshore”.  ¿Qué valor tiene esto?

Los paraísos fiscales generan problemas
económicos a muchas naciones (Foto).
1. El contexto. El pasado 17 de mayo, la Santa Sede presentó un documentosobre la ética de algunos aspectos del actual sistema económico y financiero, titulado en latín “Oeconimicae et pecuniariae quaestiones” (‘Cuestiones económicas y financieras’).
Resulta muy novedoso que un documento que trata asuntos de índole financiera haya sido realizado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, oficina que trata fundamentalmente sobre cuestiones teológicas, en conjunto con el reciente Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

2. Para el alcanzar el bienestar no bastan los mecanismos económicos. El escrito busca dar una respuesta a la mala situación ética de la economía mundial, a la que continuamente hace referencia el Papa Francisco con sus famosas frase como “esta economía mata” o la “cultura del descarte”. 
El documento hace ver que, aunque los mercados son importantes para que la mayor parte de la humanidad obtenga un bienestar material, se necesita no sólo de una regulación de las dinámicas mercantiles sino también de unos “principios éticos claros” a favor del ser humano (n. 3a).
De esta manera, un sistema económico no se justifica sólo por su eficacia en la “obtención de beneficios”, sino también por su capacidad de “producir desarrollo para todo el hombre y todos los hombres” (n. 10d).
Con esta nueva lógica, “el bienestar debe evaluarse con criterios mucho más amplios que el producto interno bruto (PIB) de un país, teniendo más bien en cuenta otros parámetros, como la seguridad, la salud, el crecimiento del “capital humano”, la calidad de la vida social y del trabajo” (n. 11a).

3. El problema ético de los paraísos fiscales. Se trata de un territorio o Estado, también llamado como “guarida fiscal”, que se caracteriza por aplicar un régimen tributario especialmente favorable a los ciudadanos y empresas no residentes que ahí se domicilian para efectos legales.
El documento denuncia que frecuentemente las “sedes offshore se han convertido en lugares de lavado de dinero “sucio”, es decir, fruto de ganancias ilícitas (robo, fraude, corrupción, asociación criminal, mafia, botín de guerra…)” (n. 30e).

4. Los problemas económicos generados por las guaridas fiscales. El texto pontificio explica también que “más de la mitad del comercio mundial” se realiza por entidades, que para reducir drásticamente su carga fiscal transfieren los ingresos de un lugar a otro, “dependiendo de lo que les convenga”. Les pasan los beneficios a los paraísos fiscales y envían los costos a los países con altos impuestos, en lugar de que en un mismo país se queden tanto los beneficios como los impuestos. (cfr. n. 30e). 
Y el resultado de ese tipo de operaciones financieras es que se le quitan “recursos decisivos a la economía real”, y ha dado lugar a la “creación de sistemas económicos basados en la desigualdad” (ibídem).
Como el centro de la economía debe ser el bienestar de todos los seres humanos y no sólo de algunos, el documento propone que, si “bastaría un impuesto mínimo sobre las transacciones offshore para resolver gran parte del problema del hambre en el mundo, ¿por qué no hacerlo con valentía?” (n. 31).  

Epílogo. Aunque el Vaticano no tiene ninguna fuerza vinculante hacia ningún país, el documento sí tiene una gran fuerza moral, válida para todas las personas, porque propone que el hombre –y no las ganancias– sea el centro de la economía y las finanzas mundiales.
Es muy importante que una institución mundial como la Iglesia preste su voz para denunciar los abusos económicos de unos pocos que afectan a decenas de países y a millones de personas, ya que el mal perdura mientras no es puesto al descubierto.

viernes, 11 de mayo de 2018

Pontífices contra la mafia

Año 14, número 679
Luis-Fernando Valdés

Se cumplen 25 años de aquel grito de Juan Pablo II contra la mafia siciliana: “no matarás”. Benedicto XVI y Francisco también han condenado a estas organizaciones criminales. Hoy, con más fuerza que nunca, estas sentencias necesitan volver a sonar.

El inolvidable momento en que Juan Pablo II
gritó con fuerza a la mafia siciliana: "no está
permitido matar inocentes".
(Foto) (Ver 
video )
1. El histórico grito de Juan Pablo II. Al final de una Misa en el emblemático lugar del Valle de los Templos en Agrigento (Sicilia, Italia), el Pontífice polaco pronunció un valiente mensaje contra la mafia, aquel 9 de mayo de 1993.
El Papa Juan Pablo se dirigió a “estos que son culpables de disturbar la paz, estos que llevan en su conciencia tantas víctimas humanas” y les dijo con voz muy fuerte: “deben entender que no está permitido matar inocentes”.
Afirmó este Pontífice con mucha fuerza que el mandamiento divino que prohíbe matar no puede ser cambiado por nadie, ya que “ningún hombre, ni cualquier asociación humana, mafia, puede cambiar o pisotear este derecho santísimo de Dios”.
Y para terminar Juan Pablo II dirigió a nombre de Dios a los mafiosos una dura amenaza: “En el nombre de este Cristo, crucificado y resucitado, de este Cristo que es vida (…) les digo a los responsables: ¡conviértanse!”, porque “un día vendrá el juicio de Dios”.

2. Benedicto en tierra de la mafia. El Papa de apacible figura y suave voz, Benedicto XVI, también dirigió palabras duras a los mafiosos, en su visita a Palermo, bastión del crimen organizado siciliano, el 3 de octubre de 2010.
El Papa alemán dio un discurso a los jóvenes reunidos en la plaza Politeama a los que pidió: “No cedan a las instigaciones de la mafia, que es un camino de muerte, incompatible con el Evangelio, como tantas veces han dicho y dicen nuestros obispos”. 

3. Cuando Francisco excomulgó al crimen organizado. En 2014, el Papa argentino visitó Calabria y en la homilía pronunciada en la Explanada de Sibari, dirigió la condena más dura que ningún Papa ha hecho contra la mafia, pues claramente afirmo que los mafiosos “no están en comunión con Dios: están excomulgados”.
Francisco denunció que “cuando no se adora a Dios, el Señor, se llega a ser adoradores del mal, como lo son quienes viven de criminalidad y de violencia”. Y se refirió directamente a la mafia local: “La ‘Ndrangheta es esto: adoración del mal y desprecio del bien común”.
Meses más tardes, el 21 de febrero de 2015, en una audiencia en Roma, en la que recibió a un grupo de fieles de esa misma ciudad, el Papa retomó el tema de la excomunión y les advirtió a los mafiosos que si los actos externos “de religiosidad no se acompañan de la conversión real y pública no son suficientes para ser considerados en la comunión con Cristo y su Iglesia”.
Y con valentía Francisco se dirigió explícitamente a los que “están afiliados a organizaciones criminales” para renovarles una “apremiante invitación a la conversión”, y con voz fuerte les hizo esta exhortación: “¡Abran su corazón al Señor! ¡Abran su corazón al Señor!”.

Epílogo. Ante el panorama de muerte sembrado por sicarios y narcos, por pandilleros y maras, por secuestradores y traficantes de personas, por mafiosos y por cárteles, hoy también necesitamos escuchar de nuevo el gran Mandamiento sobre la vida: “no matarás”. 
Es importante enseñar a la nueva generación y recordarles a los contemporáneos, que ningún humano puede disponer de la vida de nadie; que la violencia es un camino de muerte, que no trae ninguna felicidad porque es adoración del mal; y que sólo Dios puede cambiar los corazones –y el destino– de los asesinos.