sábado, 25 de enero de 2014

Crónica de la abolición del infierno

Año 10, número 455
Luis-Fernando Valdés

Desde hace un par de semanas, la opinión pública ha estado inquieta con un tema capital: ¿es verdad que el Papa Francisco afirmó que Adán y Eva son un mero recurso literario, y que el inferno dejó de existir?

Imagen del blog donde se originó la falsa noticia
que el Papa declaraba que no existía el infierno.

Nos encontramos –una vez más– ante un fenómeno de comunicación de masas: una noticia falsa que llega a muchas personas y éstas la consideran verdadera por haberla visto o leído en internet.

En este caso se trata de un fraude. Aquí les expongo lo que ocurrió realmente, basado en una investigación de Rosendo Maestroviejo.

1) Existe un blog llamado “Diversity Chronicle”, que pertenece a un tal Erik Thorson, que en la página de exención de responsabilidad afirma: “He creado este blog para mi propia diversión personal”. De manera que estamos ante un blog de ficción.

2) En el post publicado, el pasado 5 de diciembre de 2013, en ese blog, Thorson presenta una narración sobre el “Concilio Vaticano Tercero”. Hay que recordar que hace a penas 50 años que terminó el Vaticano Segundo y que no ha existido ningún “Vaticano Tercero”.

Así lo escribió: “Durante los últimos seis meses, los cardenales, obispos y teólogos católicos han estado deliberando en la Ciudad del Vaticano, discutiendo el futuro de la iglesia y la redefinición de las doctrinas y los dogmas católicos de larga data. El Tercer Concilio Vaticano II, es sin lugar a dudas la más grande y más importante desde el Concilio Vaticano II se concluyó en 1962. Papa Francis convocado el nuevo consejo de “por fin terminar la obra del Concilio Vaticano II.” Mientras que algunos tradicionalistas y conservadores reaccionarios de la extrema derecha han criticado estos esfuerzos, tienen los progresistas deleitado a todo el mundo.”

3) Esa narración pone en boca de un personaje llamado “Papa Francisco” las frases que muchos tomaron como declaraciones reales del actual Romano Pontífice: “A través de la humildad, la introspección y la contemplación orante que hemos adquirido una nueva comprensión de ciertos dogmas. La iglesia ya no cree en un infierno literal, donde la gente sufre. Esta doctrina es incompatible con el amor infinito de Dios. Dios no es un juez, sino un amigo y un amante de la humanidad. Dios busca no para condenar sino para abrazar. Al igual que la fábula de Adán y Eva, vemos el infierno como un recurso literario . El infierno no es más que una metáfora del alma aislada, que al igual que todas las almas finalmente se unió en amor con Dios.”

Como se puede observar, el Autor conoce bien el estilo que se emplea en los discursos teológicos: “humildad, la introspección y la contemplación orante”. Además, se basa en un tema capital del catolicismo: la misericordia y el amor infinito de Dios por los seres humanos.

Thorson emplea esos elementos –que son muy familiares a un católico– para hacer versosímil su narración. De esta manera, parece verdadera su argumentación de que el infierno no es real. Es un buen ejemplo de ficción literaria.

4) ¿Qué pretendía Thorson? Él mismo lo dice en la cita exención de responsabilidad, utilizando las palabras de un autor del s. XVIII: que ha “tomado la pluma” no para argumentar y convencer, “sino simplemente con el fin de molestar a la gente”.

Conclusión. Hay que ser lectores más críticos. Cuando surge en los medios una noticia que anuncia un cambio de postura en la bimilenaria Doctrina católica, hay que pensar que estamos ante una broma o un malentendido periodístico. Y en esos casos ayuda consultar la fuente oficial del Vaticano: www.news.va


Se produjo un error en este gadget.