domingo, 25 de noviembre de 2012

Polémicas del nuevo libro del Papa


Año 6, número 395
Luis-Fernando Valdés

Benedicto XVI acaba de publicar su nuevo volumen de “Jesús de Nazaret”. Y para no variar, de inmediato algunos medios internacionales destacaron las ideas que podían ser “polémicas”: la “nueva fecha” del nacimiento de Cristo, una supernova en Belén, un portal sin mula ni buey, un nacimiento virginal. ¿Qué escribió realmente el Papa?

El pasado 21 de noviembre, el Papa Ratzinger publicó el último volumen de su trilogía sobre Jesucristo, titulado “La infancia de Jesús”. La obra, que consta de 176 páginas y se compone de cuatro capítulos, un epílogo y una breve premisa, es en realidad la “sala de entrada” o la “precuela” de las otras dos. [Ver presentación oficial]

El nuevo libro es una exégesis de los “Evangelios de la infancia” (los capítulos iniciales de Mateo y Lucas). Su contenido presenta un interesante diálogo entre los datos revelados presentados por la Biblia y la razón creyente; busca un equilibrio entre los hechos sobrenaturales y su asimilación por parte de la inteligencia humana, que busca entenderlos.

Por eso, resultaron bastante reduccionistas algunos titulares de prensa, que destacaron los “datos curiosos” en vez de mostrar cómo Benedicto XVI explica racionalmente la vida de Cristo presentada por los Evangelios.

No pocos titulares enfatizaron que el Pontífice había quitado la mula y el buey del nacimiento del portal de Belén. Pero, en realidad, al mencionar la forma tradicional de representar la Navidad en el cristianismo, el Papa alemán se limita a decir que “en el Evangelio no se habla de animales”. [Por ejemplo: Excelsior.com]

Otra “noticia” destacada: la estrella de Belén era una supernova. Resulta contrastante que el Papa dé una explicación desde la astrofísica al episodio de los Reyes Magos. Benedicto XVI primero cita al astrónomo Johannes Kepler, quien calculó que en el año del nacimiento de Jesús, alrededor del 6 a. C., hubo una “conjunción de los planetas Júpiter, Saturno y Marte” que pudo ir acompañada de una supernova. Ésta provocó “una intensa luminosidad” en el cielo “durante semanas y meses”. [LaRazon.es]

Benedicto XVI recibe el primer ejemplar de la 
edición italiana de su libro "La infancia de Jesús".
El problema es que este tipo de encabezados opacan el mensaje espiritual del Papa. Tal fue el caso del tema de la virginidad de María, que fue presentado como si el Papa se negara a aceptarlo como un mito.

Con valentía, el Santo Padre se pregunta si la concepción virginal “¿es una realidad histórica, un suceso histórico verdadero, o por el contrario es una leyenda que, a su manera, quiere expresar e interpretar el misterio de Jesús?”

“¿Es verdad lo que decimos en el Credo, que Jesucristo es el hijo único de Dios, que fue concebido por el Espíritu Santo y que nació de la Virgen María?". Y concluye: “La respuesta, sin reservas, es sí”. [ElMundo.es]

El Pontífice admite que esta verdad de fe es “un escándalo para el espíritu moderno”, porque “a Dios se le permite actuar en las ideas y los pensamientos, en la esfera espiritual, pero no en la materia. Esto nos estorba”.

Y precisamente desde ahí Benedicto ensaya una respuesta razonable: “Pero se trata precisamente de esto, de que Dios es Dios y no se mueve sólo en el mundo de las ideas”. Y luego el Papa lleva la razón a su límite: “Si Dios no tiene poder también sobre la materia, entonces no es Dios”. Es decir, no es válido aceptar que existe Dios y luego negar que puede actuar en nuestro mundo.

Ojalá esta brevísima reseña invite a buscar la verdadera clave de lectura del nuevo best seller (1 millón de copias distribuidas) de Joseph Ratzinger: que la razón puede dialogar a fondo con la fe cristiana, y encontrar que las respuestas vitales que nos propone la Biblia son razonables.

Se produjo un error en este gadget.