domingo, 22 de marzo de 2009

Y Benedicto XVI tenía razón…

Luis-Fernando Valdés

Esta semana el Papa inició su decimoprimer viaje fuera de Italia, con destino a Camerún y Angola. A la usanza de su Antecesor, el Pontífice dio una conferencia de prensa a bordo del avión, justo antes de llegar a Camerún. Y salió el tema del SIDA y del condón. Y se desató una gran polémica internacional, en la que intervinieron las cancillerías de Francia y otras naciones. Pero, ¿qué dijo en realidad Benedicto XVI? ¿tiene o no razón?
En esa conferencia de prensa, un periodista le preguntó sobre el SIDA y la posición de la Iglesia católica, considerada por algunos poco realista y eficaz para afrontarlo. El Santo Padre literalmente contestó: “Yo creo que la realidad más eficaz y más presente en el frente de la lucha contra el SIDA sea precisamente la Iglesia católica, con sus movimientos. (...) Diría que este problema no se puede superar solo con eslóganes publicitarios. (...) Si los africanos no se ayudan entre ellos, no se puede resolver el problema con la distribución de preservativos. Al contrario, se corre el peligro de aumentar el problema. La solución solo se puede encontrar con un doble compromiso: el primero es humanizar la sexualidad, o sea, una renovación espiritual y humana que lleve aparejada una forma nueva de comportarse unos con otros y, en segundo lugar, una amistad verdadera también y sobre todo con las personas que sufren; la disponibilidad, aunque cueste sacrificios y renuncias personales, para estar con los que sufren”.
Como podemos observar, el Papa puso énfasis en el “doble compromiso” de considerar la sexualidad de un modo más humano, y de solidaridad con los que sufren. Y así se entiende que la solución al SIDA no puede ser la mera distribución de preservativos, la cual más bien puede ampliar el problema. Una crítica de fondo a la postura del Pontífice –y señal de honestidad intelectual, no de mero afán de polemizar – debería enfocarse a esos dos puntos, y no al rechazo del condón.
Y sobre esta propuesta, ¿qué dicen los especialistas? Edward C. Green, Profesor de la Universidad de Harvard, y Director del “AIDS Prevention Research Project at the Harvard Center for Population and Development Studies”, ha dicho (según puede leerse en la noticia escrita por John-Henry Westen, de Lifestilesnews.com) esto: “(...) la evidencia confirma que el Papa está en lo correcto cuando afirma que la distribución de condones exacerba el problema del Sida”
“El Papa tiene razón”, dijo Green en la “National Review Online” el pasado miércoles, “o, mejor dicho, las evidencias que tenemos confirman los comentarios del Papa”. La afirmación del experto de Harvard se basa en que una “consistente asociación” entre el aumento de la facilidad para adquirir condones y usarlos, y la elevación –no la disminución– de la tasa de infección de VIH. Esto se debe al fenómeno llamado “riesgo de compensación”, que consiste en que los que usan el preservativo toman la “compensación” de asumir riesgos, que no tomarían si no tuvieran al alcance un condón.
Acabamos pues de observar que en un tema tan candente como el SIDA en África –y en el mundo–, las propuestas desde la doctrina católica y la ciencia recorren vías similares. La clave del conflicto está en otro lugar: en la ideología, que es un afán de imponer un pensamiento único, cuya finalidad no es ayudar a los seres humanos, sino que esconde –muchas veces– afanes de poder y de lucro.

Correo: lfvaldes@gmail.com
http://columnafeyrazon.blogspot.com
Se produjo un error en este gadget.