sábado, 21 de marzo de 2015

Dolce & Gabana y la “homofobia gay”

Año 11, número 515
Luis-Fernando Valdés

La pareja homosexual más famosa de la moda italiana hizo una defensa apasionada de la familia tradicional. De inmediato Elton John, los maldijo y pidió boicotear su línea de ropa. Esta ‘intolerancia gay’ en contra de otros gais encierra algo más profundo.

Stefano Gabana y Domenico Dolce
afirmaron la familia tradicional.
Uno de los temas éticos más controvertidos de nuestra época es la posibilidad de que las parejas homosexuales puedan adoptar un hijo o “mandarlo hacer” mediante fecundación ‘in vitro’ (como lo hizo Elton John) o mediante ‘renta de útero’ (como Ricky Martin).

Tradicionalmente, han sido la Iglesia católica y otras religiones las que han emprendido la defensa de que un niño debe ser concebido dentro del matrimonio y sin la intervención de medios artificiales.

Pero ahora se sumaron a esta protección de la familia tradicional y de la procreación natural los famosos diseñadores italianos, que no ocultan su condición homosexual. Se trata de Domenico Dolce (Palermo, 1958) y Stefano Gabbana (Milán, 1962), quienes en una entrevista al semanario “Panorama” en la que cuentan que gran parte de su éxito se lo deben a su familia. (abc.es, 13 marzo 2015)

Hasta ahora, ante la opinión pública, la homosexualidad y la familia tradicional se veían como dos mundos irreconciliables, pues se tenía como un dato seguro que prácticamente todas las personas homosexuales aprobaban la adopción gay, aunque no todos ellos quisieran de hecho adoptar un niño.

Por eso ha resultado una grata sorpresa para muchos, que también unos personajes gais afirmen su convicción de la importancia de la familia tradicional. “Nosotros, pareja gay, decimos no a las adopciones gay. Basta hijos de la química y úteros en alquiler. Los hijos deben tener un padre y una madre”, afirmaron ambos diseñadores italianos en la mencionada entrevista.

Domenico Dolce añadió: “Nosotros no hemos inventado la familia. La ha convertido en un icono la Sagrada Familia. Y no es cuestión de religión o estado social, no hay vuelta de hoja: tú naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así.” Y en referencia a la fecundación ‘in vitro’, declaró que “procrear debe ser un acto de amor. Hoy ni siquiera los psiquiatras están listos para afrontar los efectos de estas experimentaciones”

La respuesta del cantante inglés Elton John, también homosexual, resultó sorprendente por la intolerancia de sus palabras: “Los maldigo por poner sus pequeños y prejuiciosos dedos sobre la fecundación in vitro, un milagro que ha permitido a legiones de enamorados, heterosexuales y gais, conseguir su sueño de tener niños.” (abc.es, 13 marzo 2015)

Dolce y Gabana le replicaron afirmando que existen “algunos gais homófobos: aquellos que ofenden otros gais que expresan ideas diferentes”. Stefano Gabbana sostuvo que el boicot contra su marca sólo demuestra que hay “intolerancia a las opiniones diferentes”, y luego declaró que Elton John los condena por no pensar como él. (aciprensa.com, 16 marzo 2015)

De esta polémica podemos sacar dos conclusiones. 1) Que la “intolerancia gay” no sólo arremete contra las religiones, sino contra todo aquel que no piense como ellos. La religión no es enemiga de los gais, sino que son algunos de ellos los que se declaran enemigos de todos los que no sostienen su visión del mundo.

2) Que sí es posible un diálogo sincero entre la religión y las personas homosexuales, porque no pocos de ellos también comparten valores universales como la familia y la procreación. Ojalá este episodio saque del closet del silencio a las personas homosexuales que desean desmarcarse de la intolerancia gay.


Se produjo un error en este gadget.