domingo, 20 de noviembre de 2011

¿Qué puede aportar África?


Año 7, número 341
Luis-Fernando Valdés


Benedicto XVI, a sus 84 años, emprendió su 22º viaje apostólico fuera de Italia. Visita por segunda vez el Continente africano, esta vez en Benín, un país de 8.8 millones de habitantes, de los cuales el 34 por ciento son católicos. ¿Por qué el Papa desea poner esta pequeña nación ante los medios de comunicación de todo el mundo?

El Santo Padre explicó a su llegada, el pasado jueves 17 de noviembre, que visitaba Benin por tres razones: la primera, por el 150 aniversario de su evangelización; la segunda, para entregar la Exhortación Apostólica Post-sinodal “Africae Munus”, y un tercer motivo “más personal y afectivo”: visitar la tumba del Cardenal Gantin.

Benedicto XVI recibido por el
Presidente de Benín, Thomas Yayi Boni.
Estas tres razones tienen un significado claro para Benín y toda África, y a la vez, el Santo Padre está enviando un mensaje sobre este Continente al resto del Mundo. Con estos gestos, el Romano Pontífice está afirmado que África es importante para la Iglesia católica, y que África puede aportar mucho a la propia Iglesia y al resto del planeta, pues él considera que este Continente es un gran “pulmón espiritual para una humanidad en crisis de fe y de esperanza”.

Para el Papa Alemán, Benín es una muestra de la contribución de África al mundo. En sus palabras es “un País en paz: paz externa e interna”,  donde “las instituciones democráticas funcionan”, y donde las “diversas religiones conviven en el respeto recíproco y en la responsabilidad común por la paz, por la reconciliación interior y exterior”.

Para ilustrar que esta aportación africana para el mundo no es sólo un buen deseo, Benedicto XVI emplea un signo elocuente: la figura del Cardenal Bernardin Gantin (1922-2008). Este prelado fue colaborador cercano de Juan Pablo II y tuvo varios altos cargos en la Curia romana, donde entabló amistad profunda con el entonces Card. Ratzinger. Mons. Gantin es considerado como un héroe nacional en Benín; de hecho el aeropuerto internacional de Cotonou lleva su nombre. Por eso, –declaró el Pontífice– “me ha parecido justo venir a su país natal, para rezar ante su tumba y para agradecer a Benín el haber dado a la Iglesia a este hijo eminente”.

Sobre el Card. Gantin, el Papa dijo "Siempre admiré su inteligencia práctica y profunda; su sentido de discernimiento (…). Y además su verdadero sentido del humor, que era muy bello... y sobre todo era un hombre de profunda fe y de oración. Estoy realmente feliz de poder rezar sobre su tumba y sentir su cercanía y su gran fe, que lo hace -siempre para mí- un ejemplo y un amigo". 
Pero a la vez, este viaje a Benín tiene un sentido solidario por parte del Papa. En un mundo globalizado, Benedicto XVI quiere ayudar a que las culturas autóctonas –sin perder sus raíces– se abran al mundo, para poder salir de la pobreza material y cultural en la que viven muchos de sus habitantes.

A su llegada, el Santo Padre se dirigió a los Jefes tradicionales. Reconoció que su labor es importante para construir el futuro de ese país, y lo animó “a contribuir con su sabiduría y comprensión de las costumbres a la delicada transición que se está produciendo actualmente de la tradición a la modernidad”.

Con gran sabiduría les dijo que “no se ha de temer a la modernidad, pero tampoco se puede construir olvidando el pasado”. Los previno de la sumisión incondicional a las fuerzas del mercado o las finanzas, el nacionalismo o tribalismo exacerbado y estéril. Y les dio un claro punto de referencia: “la transición a la modernidad debe estar guiada por criterios seguros basados (…) en la dignidad, la grandeza de la familia y el respeto de la vida”.

¿Por qué el viaje a Benín? Para darle un mensaje de esperanza, para que la comunidad internacional conozca la riqueza humana de Benín, y para ayudar a esta nación a abrirse a la época actual. Esta visita pastoral, nos muestra con mucha fuerza que, además de un sólido liderazgo moral, Benedicto XVI detenta también ya un gran liderazgo social y cultural.

Se produjo un error en este gadget.