viernes, 18 de noviembre de 2016

Los católicos y el muro de Trump

Año 12, número 602
Luis-Fernando Valdés

Algunos piensan que Donald Trump fue el candidato ideal de los católicos norteamericanos, porque se manifestó abiertamente pro vida y porque en la víspera de la elección envió un mensaje de reconocimiento y aprecio hacia la Iglesia. Pero, ¿realmente todas las políticas de Trump son compatibles con el catolicismo?

Un momento clave ante los católicos. Los candidatos a la
Presidencia de EUA durante la cena anual de caridad
organizada por la Arquidiócesis de Nueva York.
(Foto: San Diego Union Tribune)
1. El muro de las discordias. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, hizo del tema de los migrantes un eje importante de su campaña electoral. Insistió en que iba a construir un muro a lo largo de la frontera con México y en que iba a deportar a millones de indocumentados.
Al regreso del viaje apostólico a México en febrero de este año, durante la conferencia de prensa en el avión papal, Phil Pulella de la agencia Reuters le preguntó si un católico podía votar por Trump, quien acababa de declarar que construiría un muro de 2,500 km en la frontera con la República Mexicana.
Francisco contestó que no se metía con lo de votar o no por Trump, pero sí dijo que “una persona que piensa sólo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiana”, porque “esto no está en el Evangelio”.

2. Francisco pide apoyar a los migrantes de Estados Unidos. La Conferencia de los obispos de EUA acaba de elegir a su mesa directiva. El Santo Padre les envió un video-mensaje de apoyo, en el que les pide a los pastores acoger a los migrantes y a “tender puentes” (16 nov. 2106).
El Papa les explica ahí que “nuestro gran desafío es crear una cultura del encuentro, que aliente a cada persona y a cada grupo a compartir la riqueza de sus tradiciones y experiencias, a abatir muros y a construir puentes”.
Además, “de manera particular”, el Pontífice les pidió a los obispos que consideren cómo las diócesis “pueden responder mejor a la creciente presencia, a los dones y al potencial de la comunidad hispana”. Una señal clara de que Francisco desea que se apoye a los migrantes latinos tanto legales como ilegales.
Y en una reciente entrevista concedida al periodista italiano Eugenio Scalfari, fundador del diario La Repubblica, Francisco volvió a hablar de los migrantes que llegan a Estados Unidos: “Tenemos que derribar los muros que nos dividen: tratar de aumentar el bienestar de las personas, y para lograr esto es necesario construir puentes que permitan disminuir la desigualdad y aumentar la libertad y los derechos. A más derechos, más libertad” (11 nov. 2016).

3. La postura de los obispos de EUA. Cuando Trump fue declarado ganador, Mons. Joseph E. Kurtz, el entonces Presidente de la Conferencia episcopal norteamericana, publicó un texto de parte de los obispos en el afirma que “nuestros hermanos y hermanas que son migrantes y refugiados pueden ser acogidos humanamente sin sacrificar nuestra seguridad” (9 nov. 2016).
Mons. Kurtz exhortó a los estadounidenses a no ver al prójimo “bajo la divisiva luz de Demócrata o Republicano o cualquier otro partido”. Por el contrario, pidió que “veamos el rostro de Cristo en nuestros vecinos, especialmente en quienes sufren o con quienes podríamos tener discrepancias”.

Como se puede ver, no todas la políticas de Trump son afines al catolicismo. Aunque su politica a favor de la vida y la familia sea muy acorde con la postura católica, su política migratoria en cambio no es conforme al Evangelio, como lo apuntan el Papa y los obispos norteamericanos. Les queda un largo camino a los creyentes norteamericanos para lograr que los migrantes sean tratados conforme a su dignidad.

Se produjo un error en este gadget.