sábado, 29 de agosto de 2015

Migración: entre la tragedia y el beneficio

Año 11, número 538
Luis-Fernando Valdés

Las noticias de tragedias ocurridas a migrantes se multiplican en todo el mundo. Refugiados varados en el eurotúnel, africanos ahogados en el Mediterráneo, deportados colombianos, son la fotografía de la crisis de una civilización que no ha sabido ser solidaria.

Agentes de la gendarmería francesa
bloquean el paso al eurotúnel, en Calais.
1. El diario del Vaticano, “L’Osservatore romano”, tituló “Fronteras del rechazo” a la nota en la que informaba de las medidas para impedir el paso de refugiados e inmigrantes irregulares a diversos países de la unión europea (4 agosto 2015).
Así, el gobierno inglés endureció la entrada de migrantes a Gran Bretaña, incluidas las cerca de tres mil personas acampadas en la cercanías del eurotúnel en Calais, en la orilla francesa, las cuales provienen de países escenario de guerras y persecuciones y cuentan, por lo tanto, con los requisitos para pedir asilo.
Una situación similar se vive cotidianamente en las costas del norte de África. Tan sólo en estos días, en Libia, se hundieron dos barcos (uno con 50 personas y otro con más de 400 pasajeros) y se teme que sean más de 200 los muertos (El País, 28 agosto). Y en Austria fue encontrado un camión abandonado en una autopista con 71 cadáveres de inmigrantes (BBC Mundo, 28 agosto).

2. La solidaridad hacia los migrantes enfrenta grandes dificultades. Por ejemplo, el gran volumen de personas migrantes asusta a las naciones receptoras. Esos países temen que cultura, su identidad su religión o incluso su seguridad se pierdan, ante la llegada masiva de extranjeros.
Además, el miedo ante el tema migratorio se ha convertido en una triste herramienta para algunas campañas políticas, como lo es en el caso del precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha propuesto la expulsión todo inmigrante indocumentado.

3. Pero, ¿qué pasaría si se abrieran las fronteras? A esto responde Luis Fajardo, analista de BBC Mundo (28 agosto 2015), quien sostiene que la inmigración produce grandes beneficios a la economía de los países que la reciben.
Fajardo admite que no todos los economistas están de acuerdo con esa visión, pero explica que hay importantes estudiosos que la sostienen, como el profesor estadounidense de la Universidad de Harvard Lant Pritchett, y el profesor nacido en India Jagdish Bhagwati, académico de la Universidad de Columbia en Nueva York.
Pritchett, por ejemplo, sostiene que los controles migratorios impiden que funcionen bien los mercados. Sin sostener una libre apertura a la migración, defiende el retiraro muchas de las trabas a la llegada de trabajadores extranjeros.
“Un relajamiento sustancial de las restricciones migratorias existentes benefician a los que emigran, a los países que los reciben e incluso a los países que los envían. Es una situación de gana, gana y gana”, afirma.
Por su parte, Bhagwati, sostiene con vehemencia la importancia de no cerrar las puertas a los inmigrantes, incluso los de extracción humilde y poca educación, porque “tanto la llegada de personas altamente calificadas como la de personas con bajos niveles de educación suplen necesidades [del país de acogida]”.

La migración es fenómeno muy complejo, que refleja situaciones de injusticia social o de violencia en los países nativos de los migrantes y desplazados, a las que se añaden muchas vejaciones en el trayecto hacia un país de mejores condiciones. Sin embargo, hace falta una visión más solidaria y abierta, tanto de los gobiernos como de la sociedad civil, para acoger de modo eficiente y legal a los migrantes, y así ahorrarles el drama de la denigración.


domingo, 23 de agosto de 2015

Un año sin cristianos en Irak

Año 11, número 537
Luis-Fernando Valdés

Se cumplió un año, el pasado 6 de agosto, que unos 120 mil cristianos fueron expulsados de Nínive por extremistas del Estado Islámico (EI, antes ISIS). Y la barbarie en Oriente continúa: ahora el EI ha destruido un convento de 1500 años de antigüedad. ¿Seguirá el “silencio cómplice” de Occidente?

El Estado Islámico destruyó de Mar Elian
en Qaryqatayn y no dejó ni una piedra.
1. La situación de Irak es muy compleja. El cardenal Fernando Filoni, enviado personal del Papa a Irak, acaba de publicar un libro sobre la historia milenaria de los cristianos en Oriente, titulado “La Iglesia en Irak”.
Ahí explica que una acabada la guerra contra Estados Unidos (2002) y bajo la ocupación militar, “el país cayó en el más violento y caótico desorden; humillaciones, venganzas, hurtos, saqueos, incendios, redadas en los edificios públicos y privados arrojaron a Irak al periodo más oscuro de toda su existencia”. Una mezcla a la que, en los años siguientes, añadieron nuevos horrores, hasta llevar a la población iraquí a “su difícil presente”. (Vatican Insider)

2. Duros hechos recientes. Cerca de Qaryatain (Siria), el monasterio católico de Mar Elian fue destruido a principios de este mes por el EI. Este edificio religioso fue fundado en el año 432 como monasterio siriaco ortodoxo y en el siglo XVII pasó a ser monasterio siriaco católico. (Nota)
Poco después, el 7 de agosto, al menos 230 personas, entre ellas unos 60 cristianos, fueron  secuestrados en Al Quariatain. Sobre este nuevo secuestro el Patriarca de la Iglesia Siro-Católica, Ignace Youssif III Younan, señaló a Radio Vaticana que “no hablamos de etnias porque somos de la misma que los musulmanes de Siria. ¡Esto es una ‘limpieza’ religiosa!” (Nota)

3. Campanas y oraciones. A inicios de julio, ante la falta de una condena internacional, Anne de Ladouctte denunció a la revista “Famille Chrétienne” el silencio de Francia sobre la situación de los cristianos en Oriente: “no es normal que Francia, la hija mayor de la Iglesia, no se haya expresado de manera masiva su apoyo a los cristianos de Oriente”.
Así surgió la iniciativa de varios obispos franceses de que el día 15 de agosto, fiesta de la Asunción de la Virgen, se tocaran las campanas de Iglesias y monasterios, para pedir por los cristianos árabes perseguidos. “Las campanas lucharán contra la conspiración del silencio”, anunció en francés un tuit de @padreblog. (Nota)

4. El Papa Francisco pide “no mirar a otro lado”, no ignorar esta tragedia. Con motivo del primer aniversario de la expulsión de cristianos de Nínive, el Santo Padre hizo una llamada de atención a la comunidad internacional y solicitó que “a su vez, la opinión pública mundial esté más atenta, sea más sensible y participe ante las persecuciones contra los cristianos y, en general, de las minorías religiosas”.
 Y añadió: “Renuevo la solicitud de que la Comunidad Internacional no asista callada e inerte a tales crímenes inaceptables, que constituyen una preocupante deriva de los derechos humanos más esenciales e impide la riqueza de la convivencia entre los pueblos, las culturas y los fieles”. (Nota)

El Estado Islámico no representa a los creyentes musulmanes, sino que es un grupo terrorista que ha conquistado grandes territorios utilizando el fanatismo religioso. Por eso, no se trata de una cruzada, sino de una cuestión humanitaria, de defender a los ciudadanos, sus ciudades y su milenario patrimonio cultural. Y todos –creyentes o no– podemos participar mediante la redes sociales, no dejando que Irak y Siria se conviertan en genocidios olvidados.

sábado, 15 de agosto de 2015

Adopción gay: ¿y el menor no cuenta?

Año 11, número 536
Luis-Fernando Valdés

México acaba de legalizar que las parejas de homosexuales puedan adoptar hijos, mediante una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Las legislaciones de América Latina se enfrentan cada vez más a esta misma situación. Por eso, hoy debemos preguntarnos si la adopción gay resuelve realmente el problema de los huérfanos.

Fachada de la sede de la SCJN.
1. La clave para entender este asunto constitucional radica en la figura de “sociedad de convivencia”, una forma asimilada al matrimonio. Lo que la SCJN tenía que dictaminar era si las personas unidas bajo esa figura eran discriminadas o no, si se les prohibía adoptar menores.
El conflicto a dirimir era si el artículo 19 de la Ley de sociedades de convivencia del Estado de Campeche era contrario o no a los principios de igualdad y no discriminación que establece la Constitución Política de México. [El informador, 3 agosto 2015]
El pasado 11 de agosto, la SCJN declaró inválido ese artículo. La Corte consideró que esa ley local era discriminatoria y contraria al interés superior del niño. Todo los ministros coincidieron en que era violatorio del “derecho constitucional a formar nuevos modelos de familia”, en las que se pueden incluir a parejas del mismo sexo, madres y padres solteros, abuelos a cargo de nietos, entre otras.
Los medios se centraron que los ministros no estuvieron unánimes en los motivos de la discriminación: si era una ley directamente contraria la homosexualidad, o si afectaba por igual a parejas heterosexuales unidas por este modelo de sociedad de convivencia. (El informador, 11 agosto 2015)

2. Sin embargo, hablar de la adopción gay desde el ángulo de la igualdad hace que el problema se enfoque desde los adoptantes, cuando en realidad este asunto se debe considerar desde el bien superior del niño que será adoptado.
Un columnista que sostiene la laicidad del Estado, José M. Ramírez Hernández, refleja esa postura desde los adoptantes. Dice que mediante una resolución de 1988, la SCJN ya había afirmado que la adopción es “dar una familia a un niño y no un niño a una familia”. (Cíclope juarista, 13 abril 2015)
Esto es invertir el orden real de las cosas, ya que el niño debe ser confiado a una familia, donde se garantice su derecho a tener un padre y a una madre. Sostener que lo importante es que alguien lo adopte, sin importar qué modelo de familia siga, es discriminatorio para el menor, pues se le niega su derecho a tener un padre y una madre.

3. Hay que poner atención al adoptado y a sus sentimientos. En enero de 2013, Benoit Talleu de 17 años de edad, un joven adoptado, fue orador en la Marcha por la Familia que organizó “La Manif Pour Tous” en París, y ahí compartió sus sentimientos.
Benoit dijo: “Si preguntas a los adoptados qué quieren, ellos solo tienen una respuesta: ¡un papá y una mamá! … Debemos decirlo claro, un huérfano necesita un papá y una mamá. En cambio, la pareja quiere un niño, y entre “necesitar” y “querer”, hay mucha diferencia.”
Continuó: “Escuchamos a personas que dicen: … “una pareja gay es mejor que nada”. ¡Eso es estremecedor y homofóbico! ¡Lo mejor para un niño es un papá y una mamá! No me cansaré de repetirlo. Decir que un huérfano no merece tener mamá, es cruel e injusto. Decir que un huérfano no merece tener papá, es cruel e injusto. … ¡Es atentar contra la igualdad de la niñez!” (Conapfam, 14 abril 2015) (video)

El debate no está cerrado. Aunque la SCJN haya emitido una sentencia a favor de los adoptantes, a nombre de que no sean discriminados, los derechos y los sentimientos de los adoptados no han sido escuchados. Esto merece ser revisado.


sábado, 8 de agosto de 2015

Excomunión y divorciados, ¿qué ha cambiado?

Año 11, número 535
Luis-Fernando Valdés

El Papa volvió a tocar un tema sensible. Afirmó que los divorciados vueltos a casar no están excomulgados. Aunque esto no es una doctrina nueva, ¿por qué era muy importante que Francisco la volviera a mencionar?

1) Primero veamos lo que dijo el Papa, en el discurso pronunciado durante la Audiencia general del miércoles 5 de agosto. El Santo Padre continuó su catequesis sobre la familia y, en esta ocasión, habló de la atención pastoral de los divorciados vueltos a casar.
Francisco explicó que si bien esta situación contradice el Sacramento del matrimonio, la Iglesia “con su mirada de maestra que viene de un corazón de madre … animado por el Espíritu Santo, busca siempre el bien y la salvación de las personas”.
El Pontífice, citando a Juan Pablo II (Familiaris consortio, 84), añadió que la Iglesia siente el deber “por amor de la verdad” de “discernir bien las situaciones”, por ejemplo, entre quienes han sufrido una separación  y quienes la han provocado.
Luego, Su Santidad urgió a desarrollar en las comunidades católicas una “acogida real” a las personas que viven estas situaciones. Y añadió la frase que dio la vuelta al mundo: “Después de todo, ¿cómo podríamos aconsejar a estos padres hacer de todo para educar a los hijos a la vida cristiana, dando ellos el ejemplo de una fe convencida y practicada, si los tenemos alejados de la vida de la comunidad como si fueran excomulgados?”
E inmediatamente reiteró que “estas personas no son de hecho excomulgadas, no están excomulgados, y no deben ser absolutamente tratadas como tales: ellas forman parte siempre de la Iglesia”.

2) Quedó muy claro que una persona divorciada y vuelta a casar sigue perteneciendo a la Iglesia y debe ser acogida. Pero no todos los católicos lo saben, ya que la confusión entre divorcio (sólo en el caso de los vueltos a casar) y excomunión no es casual, pues coincide que en ambos casos esas personas no pueden recibir de modo ordinario los sacramentos. Pero hay una gran diferencia entre ambas situaciones.
Así lo explicó a Europa Press el canonista español, Jorge Otaduy: “La excomunión es una pena canónica que responde a un delito [como la herejía o el aborto] y uno de los efectos es que quien está excomulgado no puede participar en los Sacramentos, pero el divorcio nunca ha sido un delito y por tanto nunca ha estado penado desde el punto de vista canónico”.
La razón por la que los divorciados vueltos a casar no pueden comulgar (porque sí pueden asistir a Misa) es que su situación no es coherente con lo que la Comunión sacramental simboliza y hace presente: el matrimonio místico entre Cristo y su Iglesia, el cual es indisoluble.

3) El Papa exhortó a los obispos y sacerdotes “a manifestar abiertamente y coherentemente la disponibilidad de la comunidad a acogerlos y a animarlos, para que vivan y desarrollen cada vez más su pertenencia a Cristo, y a la Iglesia”.
Y con su habitual sentido práctico, Francisco animó a los divorciados y vueltos a casar a que participen en la vida eclesial “con la oración, con la escucha de la Palabra de Dios, con la frecuencia a la liturgia, con la educación cristiana de los hijos, con la caridad y el servicio a los pobres, con el compromiso por la justicia y la paz”.

Entonces, ¿qué es lo novedoso en el discurso del Papa? No es novedad la postura oficial de la Iglesia sobre los divorciados vueltos a casar, pero si es novedoso el impulso que el Santo Padre quiere dar para que estas personas se reincorporen pronto a la Iglesia.

Se produjo un error en este gadget.