viernes, 24 de junio de 2016

¿Para qué un viaje a Armenia?

-->
Año 12, número 581

Luis-Fernando Valdés



Francisco viaja a una pequeña nación de Asia, para dar un mensaje grande al resto del mundo. ¿Para que sirve que, desde el corazón de una nación cristiana rodeada de países musulmanes, el Papa hable de las raíces cristianas de un pueblo y la unidad de los cristianos?




Francisco fue recibido en Armenia por el presidente,
Serge Sarkissian, y el Patriarca supremo, Karekin II.
(Foto: www.24noticias.com: AFP)
1. “La primera nación cristiana”. Según la tradición, Armenia fue evangelizada por los apóstoles San Judas Tadeo y San Bartolomé. A causa de las persecuciones de los primeros siglos, el cristianismo se difundió por el país de forma secreta.

En el 301, como resultado de la predicación de San Gregorio el Iluminador, el rey Tiridates adoptó el cristianismo como religión oficial. Por tanto, Armenia fue el primer estado en adoptar el cristianismo como religión oficial.



2. Una historia de dolor y de fe. Armenia es una de las civilizaciones más antiguas del mundo. En el curso de sus más de dos mil años de historia los armenios han sobrevivido innumerables persecuciones, como la masacre turca de 1915 o el ateísmo forzado durante la Unión Soviética, que fueron superadas gracias a su gran identidad y orgullo nacional, fundado sobre la fe cristiana y sobre su lengua propia. (Radio Vaticana, 21 jun. 2016)

En vísperas del viaje, el Santo Padre comentó que la historia y las vicisitudes del amado pueblo armenio que suscitan en él “admiración y dolor”. “Admiración, porque han encontrado en la cruz de Jesús y en su ingenio la fuerza para volverse a levantar siempre, también de sufrimientos que se encuentran entre los más terribles que recuerde la humanidad. Dolor, por las tragedias que sus padres han vivido en su carne”, subrayó el Papa, pidiendo no permitir a los recuerdos dolorosos adueñarse de nuestro corazón. (Radio Vaticana, 22 jun. 2016)

Ya tierra armenia, el Pontífice también alabó la identidad cristiana de este pueblo, pues “la fe en Cristo no ha sido para Armenia como un vestido que se puede poner o quitar en función de las circunstancias o conveniencias, sino una realidad constitutiva de su propia identidad, un don de gran valor que se debe recibir con alegría, y custodiar con atención y fortaleza, a precio de la misma vida”. (Radio Vaticana, 24 junio 2016)



3. Hacia la unidad. El Papa Francisco realiza este viaje para visitar a los católicos armenios, que son apenas un 10 por ciento de la población. El restante 90 por ciento también son cristianos, pero pertenecen a la Iglesia ortodoxa armenia, mejor conocida como “Iglesia apostólica armenia”.

Por eso, una de las expectativas de este viaje apostólico es la de unir más todavía a los cristianos apostólicos (o sea, ortodoxos) y a los cristianos católicos. Así, cuando llegó a la catedral de Santa Etchmiadzin, Francisco saludó al Catholicós de Todos los Armenios, Su Santidad Karekin II, y le agradeció “ser acogido en su casa”, porque “este elocuente signo de amor dice, mucho más que las palabras, lo que significa la amistad y la caridad fraterna”.

El Obispo de Roma explicó que el espíritu ecuménico (la búsqueda de la unidad entre cristianos de diversas confesiones) adquiere un valor ejemplar, incluso para los no cristianos, y “representa para todos una fuerte llamada a componer las divergencias mediante el diálogo y la valorización de lo que une”.



Ante un panorama mundial desolador, con  este doble mensaje desde Armenia, Francisco revalora el papel de las religiones tanto en la búsqueda de la identidad cultural que permita la reconstrucción social como la unidad que permita una búsqueda conjunta del bienestar de la sociedad.




viernes, 17 de junio de 2016

Indiferencia que nos deshumaniza

-->
Año 12, número 580

Luis-Fernando Valdés


El hambre es una tragedia de la que los medios nos informan a diario, pero la reacción frecuente es la indiferencia. Por eso, el Papa Francisco dio voz a los que padecen hambre y golpeó las conciencias de quienes “están inmunes ante las tragedias ajenas”.



El hambre debe interpelar a cada persona.
(Foto tomada en México; mexicoxport.com)
1. Una visita histórica. El Pontífice argentino acudió por primera vez a la sede central del Programa Mundial de Alimentos (PMA), en Roma, con motivo de la inauguración de la sesión anual de su junta directiva.

La presidenta de la Asamblea, la embajadora Stephanie Hochstetter Skinner-Klée, recibió a Francisco con todos los honores, con la esperanza de que las palabras del Pontífice sobre la necesidad de combatir el hambre en el mundo tengan tanta influencia como sus repetidos discursos sobre la importancia de respetar el medio ambiente y de luchar por un planeta sostenible.

Por su parte, al saludar y agradecer a los miembros del PMA, el Santo Padre insistió en que la lucha contra el hambre no puede no “interpelarnos”. Y, más tarde, vía Twitter, Francisco invitó a las “instituciones internacionales a dar voz a todas las personas que sufren silenciosamente el hambre” (El Mundo, 13 jun. 2016; Aleteia, 13 jun. 2106)



2. La indiferencia ante el dolor ajeno. El Papa se refirió a nuestro “mundo híper comunicado” (es decir, a la sociedad actual, que tiene una gran capacidad de recibir información en vivo desde cualquier parte del mundo, y que presencia las tragedias en tiempo real).

Y así se da esta paradoja: “la excesiva información con la que contamos va generando paulatinamente la naturalización de la miseria”. Es decir, da igual que millones de personas pasen hambre, se encuentren desplazadas o vivan en guerra, y que nosotros seamos conscientes de ello.

“Nos volvemos inmunes a las tragedias ajenas y las evaluamos como algo natural”, lamentó el Pontífice, quien añadió: “Son tantas las imágenes que nos invaden que vemos el dolor, pero no lo tocamos; sentimos el llanto, pero no lo consolamos; vemos la sed, pero no la saciamos”.



3. Trágico: alimentos, no; armas, sí. Francisco puso de manifiesto otra absurda paradoja que existe actualmente en las guerras. Denunció que “mientras las ayudas y los planes de desarrollo se ven obstaculizados por intrincadas e incomprensibles decisiones políticas, por sesgadas visiones ideológicas o por infranqueables barreras aduaneras, las armas no”.

El Papa lamentó que sin importar la proveniencia de las armas, éstas “circulan con una libertad jactanciosa y casi absoluta en tantas partes del mundo”. Explicó que en algunos casos, “la misma hambre se utiliza como arma de guerra”.



4. Una vía de solución. Pero el Obispo de Roma no solo hizo una denuncia, sino también apuntó a una respuesta: revalorar la dignidad de cada persona. Por eso, Francisco le pidió al personal del PAM, que no caiga en la tentación de normalizar y burocratizar ellos también el hambre y la pobreza.

Y le dio la clave para superar esa posible burocracia: “El secreto es ver detrás de cada expediente un rostro humano que requiere ayuda. Escuchar el grito del pobre les permitirá no dejarse encasillar en fríos formularios”, explicó.



Gracias a los medios de comunicación, somos testigos de las hambrunas en África, de las carencias de alimentos en Venezuela… pero podemos desentendernos de las personas que no tienen comida en nuestras propias ciudades.

La indiferencia ante los que no tienen qué comer es un indicador real de nuestra propia “deshumanización”. En cambio, en la “capacidad de socorrer al hambriento y al sediento podemos medir el pulso de nuestra humanidad” (Francisco).


viernes, 10 de junio de 2016

“Matrimonio igualitario” y discriminación


Año 12, número 579
Luis-Fernando Valdés

Después de la reciente derrota del PRI en las elecciones en México, se avivó la polémica sobre la propuesta legislativa de aprobar el “matrimonio igualitario”. Para una discusión serena, la clave está en ver si es discriminatorio reservar el matrimonio solo a la unión de un hombre y una mujer.

El Tribunal Europeo determinó no imponer el
"matrimonio gay" a los Estados europeos.
(Foto: Portaluz.org)
1. Derrota electoral atribuida a esa iniciativa legislativa. En la reciente jornada electoral (5 junio) el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió siete de los 12 Estados en disputa, llegando a su mínimo histórico en el dominio territorial. Esto llevó a dirigentes del partido a realizar un reflexión sobre las causas del fracaso electoral. (Excélsior, 10 jun. 2016)
En una entrevista de radio, Francisco Labastida, candidato del PRI a la Presidencia de la República en el 2000, afirmó que la iniciativa del Gobierno Federal de aceptar los matrimonios homosexuales y las adopciones por parejas gay fue un factor que originó la derrota de su partido en el reciente proceso electoral. (Radio Fórmula, 8 jun. 2016)

2. El falló del Tribunal Europeo. Unos pocos días después, en una resolución sobre la discriminación de personas homosexuales para contraer legalmente el mismo matrimonio que las personas heterosexuales, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) determino que “no existe derecho al matrimonio gay”.
Por unanimidad, los 47 jueces que integran el TEDH votaron que el Convenio Europeo de Derechos Humanos no ampara de forma automática el “derecho” al matrimonio para las parejas homosexuales.
Los jueces del TEDH recuerdan que el artículo 12 del Convenio consagra “el concepto tradicional del matrimonio, a saber, la unión de un hombre y de una mujer” y que no impone a los gobiernos la “obligación de abrir el matrimonio a las personas de mismo sexo”. (La Cuarta Columna, 9 jun. 2016)

3. Matrimonio igualitario, ¿una conquista social? El periodista español, Carlos Esteban, comenta desde que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos proclamó ‘constitucional’ el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, la tendencia universal ha sido considerarlo una “conquista social” irreversible.
Y afirma que “la reciente sentencia viene a enfriar y templar la propaganda incesante de los grupos LGBT que hacen parecer la aprobación del matrimonio gay como un avance imparable al que solo se resisten, movidos por una profunda homofobia, un puñado de países. La realidad es que solo 17 de los 193 países miembros de la ONU tiene esta institución.”
Pero ni siquiera puede alegarse “homofobia militante” en esos casos, continua Carlos esteban, ya que “95 de los 176 estados que solo reconocen el matrimonio natural han despenalizado por completo las conductas homosexuales y 88 mantienen protección constitucional sobre los individuos del colectivo LGBT”. (La Gaceta, 10 jun. 2016)

La dignidad fundamental de una persona homosexual es la misma que la de una persona heterosexual. Pero el matrimonio no está basado en esta igualdad individual fundamental, sino en la diversidad y complementariedad sexual del hombre y la mujer, las cuales llevan a fundar una familia y a la procreación. Ciertamente, la convivencia homosexual necesita una figura jurídica, pero no la del matrimonio.
Una sociedad no puede sentirse ni considerarse discriminatoria por reservar el matrimonio solo a la unión de un varón y una mujer. Y esto es lo que ponen de manifiesto tanto el Tribunal Europeo como el hecho de que 95 estados miembros de la ONU, que aceptan solo el matrimonio natural, no penalizan a las personas homosexuales.

sábado, 4 de junio de 2016

Dignidad rapada

Año 12, número 577
Luis-Fernando Valdés

Seis profesores fueron públicamente ultrajados y humillados en México, por no apoyar la huelga de un Sindicato de maestros. A primera vista, lo usual sería pensar: “es una pena, pero ¿qué tiene que ver esto conmigo?” Sin embargo, este suceso nos interpela y nos urge a una reflexión.

CNTE, de la protesta al atropello de la dignidad humana.  (Foto: www.gacetamexicana.com)


1. El hecho. La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) lleva más de dos semanas en huelga, más de tipo político que propiamente laboral, pues se trata de una protesta contra la reforma educativa federal.
Como parte de esa huelga, el pasado 31 de mayo miembros del CNTE tomaron 82 alcaldías en Chiapas mismo y 70 en Michoacan [noticia]. Y el 1º de junio, integrantes de ese sindicato y de la Organización Proletaria Independiente Emiliano Zapata agredieron y le cortaron el cabello a rape a un grupo de seis profesores que se dirigía a Tuxtla Gutiérrez a entregar documentación para poder cobrar su quincena.
Los maestros fueron bajados de sus autos, los obligaron a caminar descalzos y les colgaron cartulinas con leyendas de “Traidores a la patria”, “Charros”, y “Me pelonean por estar de acuerdo con la Reforma Educativa”. (Excelsior, 1 junio 2016)

2. Claves de lectura. Este suceso se puede analizar desde varios ángulos. Son muy importantes las diversas perspectivas, como la política, sobre el papel de los sindicatos en la educación mexicana; o la civil, como fue la protesta efectuada de la Comisión Nacional de Derechos Humanos; o la del derecho penal, como el crimen cometido y el proceso legal contra los agresores.
Pero hay óptica más profunda, que es la dignidad de la persona. Cuando se agrede a una persona de la manera como hicieron esos miembros de la CNTE, se envía un mensaje al resto de la sociedad: que los intereses de un grupo de presión están por encima de la inviolabilidad y del respeto a los ciudadanos.
Y no podemos permanecer indiferentes ante este mensaje. Permanecer pasivos significaría aceptar que se atropelle el principio que sostiene a toda la sociedad: la dignidad inalienable de cada persona.

3. Una valoración más allá de la política. El respeto incondicionado a cada individuo, tanto en su cuerpo como en su mente, junto con sus bienes físicos y morales, no es una cuestión religiosa, aunque sean las religiones cristianas algunas de sus defensoras más incondicionales.
Protestar contra estas agresiones tampoco significa tomar partido por alguna de las facciones en conflicto. Más bien el sentido es otro: proteger y pedir que se respete el fundamento de la convivencia civil.
La Declaración universal de los Derechos humanos dice en su artículo 1: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”
No podemos ser testigos pasivos de los atropellos a esa dignidad con la que cada ciudadano nace, porque nos haríamos cómplices de la degradación de nuestra sociedad. Nadie puede quedar indiferente cuando de destruye la base de la convivencia cívica.

Acostumbrarnos a las falsas protestas, que pasan por encima de los derechos de las personas y de los pueblos, nos llevará a ser testigos mudos de la decadencia de las instituciones y de la justicia. ¿No esto lo que les pasó a millares de ciudadanos que, en su momento, permanecieron indiferentes ante los atropellos de los nazis?
La indiferencia ante las injusticias que otros padecen nos deshumaniza. Y por eso protestamos, ya que cuando esos seis profesores fueron rapados, la dignidad de todos los demás ciudadanos también quedó trasquilada.

Se produjo un error en este gadget.