domingo, 26 de febrero de 2012

“No más armas”


Año 8, número 355.
Luis-Fernando Valdés

La crisis de la seguridad pública se agudizó con el motín del Penal de Apodaca, N.L., en el cual murieron 44 reos y se fugaron 30 presos. Este indignante hecho nos hace reflexionar, una vez más, sobre el tráfico de armas, que es una de las causas de la violencia generalizada.

Recientemente, el Gobierno Federal ha hecho un llamado a los Estados Unidos para reducir el tráfico de armas. Y, por otro lado, la Santa Sede hizo un llamado en la ONU para combatir el comercio de armamento. Son voces independientes entre sí, que reflejan lo que los ciudadanos pedimos: que el lucro de los armeros no se puede poner por encima de la paz de nuestra Nación, ni por arriba de las vidas humanas.

El espectacular fue hecho con tres toneladas
de armas destruidas.
El pasado 16 de febrero, en Ciudad Juárez, el Presidente Felipe Calderón presenció la destrucción de 7 mil armas de todos los tipos y calibres decomisadas a los narcotraficantes [Noticia]. Y, pocas horas después, en el puente internacional con El Paso, Texas, develó un espectacular con el lema “No more weapons!” (“No más armas”), que fue elaborado por elementos del ejército con material de fusiles de asalto y revólveres decomisados al crimen organizado. Las letras del espectacular equivalen a tres toneladas de material de armas de fuego. [Noticia]

El Primer Mandatario señaló que este monumento es como un recordatorio del reclamo que México le hace a Estados Unidos, para que detenga el paso ilegal de armas con las que se apertrechan los criminales.

Calderón Hinojosa argumentó que uno de los principales factores que fortalece a los cárteles es el lucro desmedido de la industria armamentista, la cual defiende la venta indiscriminada de productos bélicos para preservar sus intereses.

Y el pasado 13 de este mes, el arzobispo Francis A. Chullikatt, Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, intervino en la IV sesión del Comité Preparatorio de la Conferencia ONU sobre el “Tratado del comercio de armas”. [Noticia]

Mons. Chullikatt explicó que, para la Santa Sede, el principal objetivo del Tratado debería ser “no solamente reglamentar el comercio de armas convencionales, sino también, y sobre todo, el de ‘desarmar’ el mercado ilícito internacional de las mismas”.

El Prelado sostuvo que la ausencia de reglas y de transparencia en el comercio de armas tiene una serie de consecuencias humanitarias: “se retrasa el desarrollo humano integral; aumenta el riesgo de conflictos y de inestabilidad; peligra el proceso de paz y se facilita la difusión de una cultura de violencia y criminalidad”.

Después de repasar ambos discursos, parece claro que lo que el Observador vaticano afirmó en la ONU se cumple claramente en nuestro País. De manera que, mientras la industria armamentista no esté sujeta a regulación y el tráfico de armas no se reduzca, los conflictos armados en México no parecen tener solución a corto plazo.

Esta situación es una muestra clara de que, en Occidente, la visión comercial prevalece sobre el enfoque humanista. El dinero está por encima de las personas, y el lucro justifica toda la violencia generadas por las armas puestas en manos de los criminales.

Pero esto nos permite llegar al fondo del problema: la visión del hombre. Mientras el ser humano sea considerado como medio y no como fin, como consumidor y no como hijo de Dios, el dinero seguirá siendo el criterio supremo de nuestra civilización. Por eso, hace falta que los ciudadanos retomemos el verdadero humanismo, que ponga al ser humano como centro de la vida económica, para que el grito “no more weapons” sea realmente escuchado.

domingo, 19 de febrero de 2012

Los “wikileaks” del Vaticano



Año 8, número 354.
Luis-Fernando Valdés

La Cancillería de Estados Unidos tuvo filtraciones, cuando el portal “wikileaks” publicó una serie de cables secretos de las embajadas norteamericanas. Y ahora también la Santa Sede tuvo sus “fugas”, cuando algunos medios italianos dieron a conocer la correspondencia interna sobre la situación económica de la Ciudad del Vaticano. ¿Qué hay detrás de estas fugas de información?


Gianluigi Nuzzi autor del "wikileaks" del Vaticano.
El pasado día 8 de este mes, el programa “Gli Intoccabili” (Los intocables) del canal de televisión privado de la tv italiana “La7” transmitió un reportaje sobre la situación financiera de la Ciudad del Vaticano. El presentador Gianluigi Nuzzi mostró dos cartas enviadas en el 2011 por el arzobispo Carlo Maria Viganò, entonces vicegobernador de la Ciudad Estado, a varios superiores, incluido el Papa Benedicto XVI, respecto al deficiente manejo en contratos, proveedores, etc. [Noticia de: Reuters, AFP]


Durante su período como vicegobernador entre el 2009 y el 2011, Viganò era el segundo funcionario de mayor graduación en el “Governatorato”, el departamento responsable de mantener los jardines, edificios, calles, museos y otras infraestructuras de la diminuto Estado vaticano. Es decir, el caso versa sobre la Ciudad del Vaticano y no sobre las finanzas de la Santa Sede.
Mons. Carlo Maria Viganò,
ex Secretario General del Gobernatorato vaticano.

La Oficina de Prensa de la Sede Apostólica dio su respuesta al día siguiente, en la que explica que ese programa televisivo insinuó que las normativas vaticanas no consentirían las investigaciones o los procedimientos penales relativos a los períodos anteriores a la entrada en vigor de la ley CXXVII contra el lavado de dinero (1.IV.2011), pero esto no corresponde a la verdad, pues la legislación vaticana es acorde con las leyes europeas sobre esta materia. [Comunicado]

Y el pasado día 14, el P. Federico Lombardi, vocero de Benedicto XVI, emitió una nota de prensa, con motivo de estas fugas de documentos internos del Vaticano y otras noticias sensacionalistas sobre el Papa.

Lombardi denuncia que se trata de sembrar confusión sobre la Iglesia. Y la estratagema consiste en mezclar temas, pues eso favorece el desconcierto, ya que los documentos filtrados son de naturaleza y peso diversos, nacidos en tiempos y situaciones distintas (desde un complot para asesinar al Papa, hasta la supuesta renuncia del Pontífice). [Nota de prensa]

En realidad, una información seria tendría que comprender que los temas no tienen la misma importancia. Por ejemplo, los escritos filtrados dicen que en el Vaticano “trabajan siempre las mismas empresas, al doble (de costo) que otras de fuera, debido a que no existe transparencia alguna en la gestión de los contratos de construcción y de ingeniería”. Esto más bien parece un informe de consultoría para eficientizar las prácticas administrativas, que una denuncia de corrupción en la Curia romana.

El vocero explica que la fuga de documentos busca sembrar desconcierto, y que son utilizados “para objetivos que no son, de seguro, el amor puro a la verdad”. Y exhorta a “no dejarnos atrapar en el torbellino de la confusión, que es lo que desean los malintencionados”, y a “ser capaces de razonar”.

Razonemos pues. Lo que va de fondo en este asunto es que a partir de datos parciales se presenta a la Santa Sede como engañadora. Y desde ahí se ataca a la esencia misma de la Iglesia: si el Vaticano miente en sus finanzas, ¿la Iglesia nos dirá la verdad sobre Dios? ¿serán verdaderas sus exigentes enseñanzas morales? Coincido con el P. Lombardi: “cuando se producen los ataques más fuertes es señal de que lo que está en juego es importante”.

lfvaldes@gmail.com
http://www.columnafeyrazon.blogspot.com

domingo, 12 de febrero de 2012

Pederastia: “mea culpa” del Vaticano


Año 8, número 353
Luis-Fernando Valdés

La serie de escándalos suscitados por abusos a menores, por parte de algunos clérigos, ha hecho tomar importantes medidas a la Iglesia católica. Hace unos días, se reunieron en Roma obispos de 110 conferencias episcopales y 30 superiores de congregaciones religiosas, para participar en un congreso sobre cómo afrontar los casos de abusos sexuales. ¿Qué podemos esperar de este encuentro, tanto los creyentes como quienes miran con recelo a la Iglesia?

Este evento, titulado “Hacia la curación y la renovación”, organizado por la Universidad Gregoriana de Roma y apoyado activamente por el Vaticano, se llevó a acabo del 6 a 9 de este mes. El Papa escribió a los participantes del congreso sobre cómo afrontar los casos de abusos sexuales y les ha pedido que den prioridad a la atención de las víctimas. [Noticia] [Congreso]


La Santa Sede ha dado un paso muy importante, pues sus altos funcionarios han visto que proteger el buen nombre de la Iglesia (lo cual es justo porque hay muchas personas e instituciones católicas que actúan rectamente, con verdadera santidad) no justificaba que algunos obispos encubrieran a verdaderos criminales.

Marie Collins, víctima de abuso sexual,
dio su testimonio en el Congreso.
También hay otro cambio de enfoque: darle prioridad a la víctimas. Fue impresionante el testimonio la irlandesa Marie Collins, quien contó que, cuando tenía 13 años, un sacerdote abusó de ella mientras estaba ingresada en un hospital. Collins dijo que años más tarde, cuando denunció a un arzobispo lo ocurrido, éste no hizo nada; y que incluso un sacerdote le echó la culpa a ella. Ésta es una actitud que este congreso pretende eliminar. [Video]

Este simposio incluyó una conmovedora “liturgia penitencial” de petición de perdón por los abusos. El Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, pidió perdón a Dios y también a las víctimas. Luego reconoció los terribles errores de los obispos que no escucharon a las víctimas. Y dijo que no volverá a ocurrir “nunca más”. Recibieron respuesta de una víctima pocos minutos después, quien pidió ayuda a Dios para aprender a perdonar. [Video]

Durante la liturgia penitencial, el Card. Ouellet
pidió perdón a las víctimas a nombre de la Iglesia.
Al inicio de esta crisis de los casos de pederastia, se enfatizó la lentitud de algunos obispos y superiores para reaccionar y la poca eficacia de las medidas tomadas. Ahora, sería justo afirmar que la Iglesia ha sabido pedir perdón y ha sacado experiencia; y, además, ha establecido sanciones y penas verdaderamente drásticas, para separar al agresor de sus víctimas e impedir su reincidencia, y también ha establecido la obligación de cooperar con las autoridades civiles. [Nota del VIS]

Por todo esto, es de esperar que mejoré la credibilidad de los obispos de la Iglesia, porque la humildad de aceptar los errores y de pedir perdón a las víctimas hace que sea posible empezar a dialogar y volver a confiar en quien reconoce sus errores y da muestras de querer corregirlos.

Muchos creyentes nos habíamos llenado de tristeza y de indignación de que estos tristes crímenes hubieran sido encubiertos, pues buscamos en la Iglesia la gracia de Dios y el buen ejemplo de los cristianos. Y ahora nos llena de alegría este congreso, pues este “mea culpa” es una gran señal de que Dios actúa en su Iglesia y la purifica.

Pero la tarea emprendida por el Papa Benedicto debe continuar. Y el reto actual está en atender mejor a las víctimas, pues muchas de ellas llevan años pidiendo ser escuchadas y ser consoladas. Nos solidarizamos con ellas, nosotros los creyentes que también hemos sufrido con ellos por los delitos de aquellos depredadores.

lfvaldes@gmail.com
http://www.columnafeyrazon.blogspot.com

domingo, 5 de febrero de 2012

Sudáfrica: por la dignidad de la mujer


Año 8, número 352.
Luis-Fernando Valdés

El gobierno de Sudáfrica negó la apertura de tres canales de tv, porque incluían programas pornográficos. Según el organismo regulador, esta negativa se basa en que la pornografía atenta contra la dignidad del sexo femenino. Nos encontramos en una encrucijada de la cultura contemporánea: ¿es compatible la difusión de la pornografía con la dignidad de las mujeres?

Portal de "Rapid TV News", donde se publicó
que Sudáfrica se oponía a la pornografía.
El organismo encargado de las comunicaciones en Sudáfrica, Icasa, rechazó la solicitud de la plataforma de televisión por satélite “On Digital Media” para lanzar tres canales de pornografía, entre ellos Playboy Europa, porque va contra la dignidad de la mujer. Según RapidTVNews, la entidad indicó que la dignidad de la mujer está por encima del derecho a la libertad de expresión y de los espectadores a tener acceso a ciertos contenidos en televisión. [Noticia en: RapidTVNews][Noticia en: Aciprensa]

Esta noticia ha sido celebrada por el Instituto de Política Familiar, que calificó la decisión de Icasa como “valiente” y “socialmente responsable”, porque pone la salud y el bienestar de las familias por encima del lucro de las televisoras. [Noticia en: elmundo.es]

En efecto, “la pornografía no es arte, sino explotación sexual”, como explica el filósofo español Jaime Nubiola. Y expone documentadamente que “no sólo la pornografía es consumida principalmente por varones, sino que las películas pornográficas para varones incluyen elementos y temas sistemáticamente ofensivos y degradantes para las mujeres: las mujeres suelen ser presentadas explícita o de una manera implícita como esclavos sexuales” (J. Nubiola, “La batalla de la pornografía en la cultura actual”).

Hoy día, prácticamente todos estamos de acuerdo en la dignidad y el valor de las mujeres, y nos resulta inaceptable que sean discriminadas y, peor aún, que sean maltratadas. Sin embargo, es curioso que el tema de la explotación sexual sea poco protestado.

Cuando la pornografía se considera como un derecho a la auto-erotización, necesariamente se atropella a la mujer. Se le hace objeto comercial, se le reduce a un aspecto libidinoso, y en miles de casos, se obliga a las niñas y a las jóvenes a exponer su cuerpo. ¿Acaso su dignidad cesa, cuando un varón tiene deseos de mirar imágenes obscenas?

Nadie en su sano juicio puede afirmar que las mujeres pueden ser explotadas así por el mercado de la pornografía, para que otras personas puedan disfrutar de su “derecho” al erotismo. Ni aunque una mujer renuncie a su dignidad a cambio de dinero,  jamás se puede afirmar que otro tiene derecho a convertirla en objeto, en instrumento, para obtener placer. ¿Por qué los feminismos no han dado esta batalla?

Quien cree en la democracia, sabe que este sistema se funda en los derechos humanos. Y estos derechos son naturales –no son negociables–, porque se basan en una realidad inmutable e irrenunciable, a la que llamamos “dignidad humana”.

Por el contrario, el que defiende la pornografía, da por hecho que la dignidad de la mujer no es absoluta, sino que depende de otros factores, como el comercio o el egoísmo. De igual manera, los que propagan pornografía, clasifican a las mujeres en dos: las que son explotables por ser pobres, y las que no lo son. ¿No esto demasiado denigrante?

Es el momento de desenmascarar el ethos actual, que a nombre del comercio da prioridad al egoísmo. La democracia no está para solapar el individualismo, sino para que crezcan como personas todos los miembros de una sociedad. Por eso, es una gran noticia que Sudáfrica haya dado la cara por la dignidad de las mujeres. ¿Qué esperamos en México para defender así nuestro gran tesoro, que son las mujeres?

Se produjo un error en este gadget.